Política

Espadas incorpora a su equipo a Ruiz Espejo y el ‘susanismo’ apoyará a Daniel Pérez en el PSOE de Málaga

  • El acuerdo persigue “un amplio respaldo a la nueva dirección” que liderará el actual portavoz socialista

Susana Díaz en un acto en Málaga este año, acompañada de José Luis Ruiz Espejo.

Susana Díaz en un acto en Málaga este año, acompañada de José Luis Ruiz Espejo. / M. H.

Las piezas van encajando en el puzzle para configurar la nueva dirección del PSOE de Málaga que saldrá del congreso provincial del 12 de diciembre. Y, a la vista del resultado, casi se podrá aplicar un principio lampedusiano: que todo cambie para que en realidad todo siga igual en el socialismo en Málaga. El nuevo líder andaluz, Juan Espadas, confía en Daniel Pérez como el hombre que puede representar su voz en esta nueva etapa. Y el portavoz socialista en el Ayuntamiento de la capital, a su vez, precisa del respaldo de los ex susanistas para conseguir ese propósito. Le pueden proporcionar hasta un 40% de los votos en las primarias, suficientes para garantizarle la victoria.

Con todos los cálculos anteriores la ecuación es sencilla. Espadas anunció la semana pasada que José Luis Ruiz Espejo será el presidente del congreso regional del partido que se celebrará este fin de semana en Torremolinos. Espejo ocupa en la actualidad la secretaría provincial del PSOE en Málaga. Su lealtad a Susana Díaz le llevó incluso en las pasadas primarias a romper su neutralidad en favor de la ex presidenta andaluza en una carta pública de respaldo. Pelillos a la mar. Espadas ya le ha perdonado. “Es muy buena persona y había grupos de alcaldes de varias comarcas malagueñas que lo defendían”, argumentan fuentes del PSOE para este rescate.

La segunda parte de la operación, anunciada en las últimas horas, se concreta en que Ruiz Espejo forme parte de la nueva ejecutiva regional de Espadas. Un cargo orgánico incompatible con el del secretario provincial, pero que le dará derecho oficioso a un puesto de salida en la lista del Parlamento andaluz en las próximas autonómicas. O a ocupar un puesto vacante en el senado.

“Espadas ha elegido al mejor para representar en la provincia en este nuevo tiempo”, escribió, eufórico, en la red social Twitter Francisco Conejo, todavía secretario regional del PSOE andaluz. A cambio de estos movimientos, Pérez podrá sumar el voto del ex susanismo dentro “de un acuerdo para sumar un amplio respaldo a la nueva dirección, en línea con el alcanzado en el ámbito regional y federal”, señalan fuentes conocedoras del mismo. Tampoco debe sorprender. El propio Daniel Pérez era uno de los máximos defensores de Susana Díaz hasta que en el último momento se pasó al bando de Espadas.

¿Y ahora qué? El malestar de algunos veteranos militantes, asombrados, pasa por tímidos mensajes en redes sociales. Ignacio López Cano, un sanchista de primera hornada es casi seguro que acabe también en el equipo de Espadas. De momento, el único que ha anunciado que plantará cara en el proceso es el alcalde de Ojén, José Antonio Gómez. Pero hasta ahora nadie ha salido en su defensa. La cultura de partido impide enfrentarse abiertamente al nuevo secretario general de Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios