Málaga

La Sareb inicia los sondeos para conocer la 'salud' del suelo de Repsol

  • El trabajo, que se alargará hasta primavera, debe concluir si el sector está contaminado

Vista aérea de los suelos de Repsol. Vista aérea de los suelos de Repsol.

Vista aérea de los suelos de Repsol. / javier albiñana

La Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), también conocida como banco malo, acaba de activar el mecanismo para determinar el 'estado de salud' en el que se encuentran los antiguos terrenos de Repsol. Según confirmaron desde la entidad, los primeros sondeos sobre la parcela podrían materializarse la semana que viene, previéndose extender los trabajos de análisis al menos hasta la próxima primavera. Será en ese momento cuando la empresa contratada para ello, Inerco, emitirá un informe concluyente sobre la contaminación o no de la citada parcela y el grado de afección sobre la misma.

Ello es clave en el futuro inmediato de un sector sobre el que el actual Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) dibuja una de las nuevas centralidades urbanas de la ciudad, con cuatro grandes torres y unas zonas verdes de unos 80.000 metros cuadrados. En el supuesto, bastante probable, de que el dictamen final confirme la contaminación de los suelos, será preciso que los actuales propietarios, el Ayuntamiento de la ciudad y la propia Sareb, impulsen los trabajos de descontaminación de la parcela antes de poder intervenir sobre la misma.

Lo plasmado en el documento de planeamiento se viene viendo lastrado, primero, por la crisis del sector inmobiliario, que ha impedido cualquier actuación sobre la parcela, y por el conflicto político que existente en el Ayuntamiento, dado que el proyecto original, defendido por el equipo de gobierno del PP, se topa con el rechazo mayoritario de los grupos de la oposición.

Según informaron desde la Sareb, "ya se han hecho las visitas para establecer todo lo que va a suponer el trabajo que hacer; se ha hecho una primera visita de análisis de los terrenos". Tras esta primera fase, la idea es que en los próximos días se empiecen los sondeos y los análisis para estudiar la calidad del suelo. "Lo normal es que entre la semana que viene y la siguiente se hagan los sondeos", añadieron, al tiempo que ello debe permitir concretar si el suelo está contaminado y, de ser así, el grado de afección.

Estos terrenos soportaron durante 35 años el asentamiento de los depósitos de hidrocarburos. Según consta en el propio Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU), los terrenos fueron "limpiados y descontaminados de toda clase de restos o residuos derivados de la actividad anterior, contando (según documentos que se incluyen al final de este apartado) con certificación oficial emitida por Norcontrol y con el visto bueno de la Delegación Provincial de la Consejería de Medio Ambiente, organismo competente que lo avala". A pesar de ello, apuntaba la necesidad de "considerar, previo a cualquier intervención urbanizadora, que dicha descontaminación se adecua o a la legislación vigente en materia medioambiental y según los nuevos usos propuestos, y en caso contrario realizar una nueva descontaminación conforme a estos nuevos supuestos".

En el supuesto de que se confirme la existencia de restos contaminantes, habrá de avanzarse en el siguiente paso, en el sentido de determinar quién asumirá los costes relacionados con la tarea de la limpieza. De acuerdo con el actual reparto, es el Ayuntamiento el máximo propietario. En una visita realizada meses atrás a Málaga por el director de Comunicación de la Sareb, Francisco González, éste estimó en más de dos millones de euros el coste de una tarea de este tipo y puso en duda que su entidad asuma esa labor. "Nosotros adquirimos el suelo así, y no fuimos causantes de la contaminación", dijo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios