Málaga

Sesenta niños que han superado un cáncer en el Materno inician el Camino de Santiago

  • El grupo suma 205 personas entre voluntarios de AVOI, médicos, enfermeros y personal de apoyo

Parte del grupo que inicia el Camino con directivos del hospital, este jueves en la Plaza de la Merced. Parte del grupo que inicia el Camino con directivos del hospital, este jueves en la Plaza de la Merced.

Parte del grupo que inicia el Camino con directivos del hospital, este jueves en la Plaza de la Merced. / L. García

“Habéis pasado el camino duro. Ahora os queda el camino mejor”. La subdirectora del Materno, Cristina Martínez, daba así este jueves el pistoletazo de salida a la peregrinación que han iniciado hacia Santiago 60 niños que han superado un cáncer en ese hospital. Van con sus padres, algunos hermanos, seis médicos, siete enfermeros, miembros la Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil (AVOI), personal de apoyo, dos cocineros y un chef. En total, suman 205 personas.

La asociación cumple así un sueño de muchas familias: hacer el Camino después de haber pasado el mal trago de la enfermedad. “La idea surgió hace unos cuantos años. Era un deseo que repetían muchos padres. Ahora nos sentimos con fuerza para hacerlo. Llevamos mucho tiempo organizándolo; estoy feliz y encantado de comenzarlo. Le agradecemos al hospital que nos ceda este pedazo de equipo sanitario”, ha dicho el presidente de AVOI, Juan Carmona, al arrancar la fase simbólica de la peregrinación, que fue de la Plaza de la Merced a la Iglesia de Santiago. Allí, el párroco bendijo al grupo.  

El Camino de verdad lo inician este sábado. Entonces partirán en tren hasta Madrid y desde allí, en autobús, hacia Sarria (Lugo). Tras el camino duro del cáncer, ahora toca el fácil: 18 kilómetros diarios de media. Llevan de apoyo una furgoneta con material sanitario y desfibrilador.

El párroco de la iglesia de Santiago bendice a los peregrinos. El párroco de la iglesia de Santiago bendice a los peregrinos.

El párroco de la iglesia de Santiago bendice a los peregrinos. / L. García

En la iniciativa participan facultativos y enfermeros de la UCI, de Urgencias y de Oncología, además de otros dos profesionales externos al hospital. José Camacho, jefe de sección de la UCI pediátrica del Materno, se mostraba encantado con la iniciativa: “Los niños lo están viviendo con una ilusión tremenda y también sus familiares porque pensar en este reto hace meses o años era imposible, cuando sus hijos ingresaron por primera vez en el hospital. Los sanitarios vamos a apoyar a este grupo. Esperamos que no haya más incidencias que ampollas”.

AVOI, los profesionales del Materno, la Asociación Jacobea de Málaga y una decena de empresas han hecho posible este sueño. “Los padres descargarán tensiones acumuladas durante mucho tiempo, pero sobre todo vivirán con sus hijos una experiencia única. Creo que se formará una gran familia con lazos muy fuertes”, sostuvo Carmona.

Entre los familiares que inician el Camino estaba Paqui. Su hija se recupera de un trasplante de médula ósea. Salió del hospital hace poco más de dos meses. “Antes hacía 200 metros y se tenía que sentar. Esta iniciativa la ha ilusionado y ha sido un aliciente para hacer ejercicio y prepararse para el Camino”, relataba. Una ilusión que han compartido los profesionales del hospital –que organizaron una comida solidaria– y los familiares –que también se embarcaron en verbenas simultáneas en una veintena de pueblos– para recaudar fondos.

Durante siete jornadas recorrerán el llamado camino francés, de Portomarin, pasando por Palas del Rei, Melide, Arzua, Pedrouzo, Monte do Gozo, hasta Santiago. Cada día concluirá con estiramientos y actividades de animación.

Camacho reflexionaba: “Va a ser una experiencia enriquecedora conocer sus historias personales de estas familias. Tendremos tiempo para entender lo que sienten y que eso nos sirva en el futuro en nuestra actividad sanitaria diaria”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios