Málaga

De la Torre se autoenmienda y dice que la nueva Limasa será municipal

  • Advierte de que se medirá la productividad de la plantilla y de que se podrá dar marcha atrás si los vecinos están disconformes con la limpieza

  • Oposición y trabajadores valoran la iniciativa

De la Torre, en su intervención ayer en el Debate sobre el Estado de la Ciudad. De la Torre, en su intervención ayer en el Debate sobre el Estado de la Ciudad.

De la Torre, en su intervención ayer en el Debate sobre el Estado de la Ciudad.

Tras cuatro años de silencio, sin que se viese necesario auscultar la situación de la ciudad, la reedición del debate sobre el estado de la capital le permitió al alcalde y candidato del PP a las municipales de 2019, Francisco de la Torre, anunciar su firme intención de, ahora sí, municipalizar el servicio de limpieza y recogida de basuras. Al 100% y no solo un trozo. El anuncio sorpresa coincidió con la parte final de su primera intervención en la sesión de ayer, en la que advirtió del carácter reversible de la decisión si la valoración que hacen los vecinos es negativa. Lo que no hizo fue poner plazos ni al acuerdo plenario pretendido ni al calendario de puesta en funcionamiento de la nueva Limasa.

"Quiero anunciar que tras concluir mi debate interno en el grupo y tener una posición común vamos a plantear al Pleno que el servicio pase a ser 100% municipal", dijo, transformando de manera radical la última línea de acción a la que el propio regidor dio su visto bueno a finales del pasado año, cuando pactó con su socio de investidura, Ciudadanos, optar por un modelo híbrido.

El socio de investidura del PP cree que el paso "pone en entredicho" la palabra del alcalde

Ahora, a menos de un año vista para los comicios locales, De la Torre fortalece su posición frente a la parte díscola de su equipo de gobierno, parte del cual, incluido el presidente del PP provincial, Elías Bendodo, apostaba por privatizar el servicio. Como argumentos a favor de esta autoenmienda, habló de que se logrará un ahorro en la gestión del Ayuntamiento y consideró que con ello se "pondrá fin a una espiral de pleitos que conviene poner a cero".

Pocas horas después de su anuncio, contó con el aval inicial de la plantilla. El presidente del comité de empresa, Manuel Belmonte, lo valoró como una decisión "de sentido común". "Llevábamos algunos años solicitándolo", dijo, aunque aludió a la necesidad de "esperar en qué términos quiere hacer el 100 por 100 municipal". Por ello, confió en tener "una reunión en los próximos días". "Es lo más favorable no sólo para los trabajadores también para los barrios, la limpieza, la recogida y gestión de los residuos de Málaga", concluyó.

A modo de contrapeso, De la Torre sí dejó claro que la nueva Limasa será objeto de escrutinio por parte de los vecinos, de los que habló como "sus accionistas" y dispondrá de sistemas que medirán la productividad de los trabajadores. "Estará sometida a los resultados de una o dos encuestas anuales; si no hay satisfacción de los malagueños habría que cambiar de modelo; es un paso que puede ser reversible", explicó.

Con Limasa, el alcalde logró el efecto pretendido, causando la sorpresa de todos los grupos de la oposición, incluido su socio municipal. La reacción del portavoz de Ciudadanos, Juan Cassá, en su segundo turno de intervención dio muestras de malestar, al entender que el mandatario local "pone en entredicho" su palabra. "Respetamos la mayoría de este Pleno; aunque estamos en contra, estaremos al lado de la ciudad, por encima de las siglas. Ojalá sea un éxito, aunque lo dudamos y mucho", añadió.

El resto de formaciones políticas viene reclamando desde el arranque del mandato la necesidad de optar por el modelo municipal. Es por ello que algunos, como el portavoz de Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla, aplaudió el gesto del alcalde. "Ya era hora, todos se lo decíamos", le dijo el portavoz del PSOE, Daniel Pérez, que destacó "el zasca" que le da a Cs.

"Málaga es una capital brillante, dinámica, transformada, que ha conseguido proyección nacional e internacional, que apuesta por la calidad de vida de sus vecinos y que ha mejorado sus barrios, que sorprende a los que la visitan al cabo de unos años", destacó el alcalde, quien puso se relieve el protagonismo creciente de la ciudad en el panorama nacional e internacional. Asimismo, ensalzó la situación de "estabilidad" que genera el pacto con Cs, contribuyendo al creciente interés por invertir en la ciudad. A modo de ejemplo, señaló que entre enero y mayo se han otorgado licencias de obras por valor de 400 millones.

En su análisis, incidió en el esfuerzo que se está realizando en políticas sociales, incrementándose las partidas presupuestarias, y en el compromiso de mantener y en lo posible aumentar la partida a cooperación al desarrollo. En materia urbanística aludió, igualmente, a la necesidad de trabajar junto a la Junta de Andalucía para estudiar en detalle la inundabilidad del Guadalhorce e informó de que ha dado instrucciones a Urbanismo para que otorgue "prioridad" a los proyectos de oficinas, logística y hoteles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios