Málaga

Las actuaciones arqueológicas en el Astoria entran en su fase decisiva

  • Los especialistas ya estudian el material extraído en la parcela a través de una decena de sondeos

Vista de la parcela de los antiguos cines Astoria y Victoria. Vista de la parcela de los antiguos cines Astoria y Victoria.

Vista de la parcela de los antiguos cines Astoria y Victoria. / Marilú Báez

Los trabajos arqueológicos realizados sobre la parcela de los antiguos cines Astoria y Victoria entran en su fase decisiva. Tras más de un año de intervención, prolongada por los efectos del Estado de Alarma decretado por el Covid, la tarea se da por concluida. Al menos en lo que a la intervención in situ se refiere.

Los especialistas completaron la semana pasada los sondeos geoarqueológicos autorizados por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía con el objetivo de determinar si bajo la cota alcanzada previamente, situada a -5,5 metros, hay más restos de interés. Una vez extraídos los nuevos materiales, queda por analizar su contenido y confirmar hasta qué punto pueden llegar a obligar a ir más allá en la intervención.

El concejal de Ordenación del Territorio, Raúl López, que confirmó el final de la fase de sondeos, apunta como poco probable que de estas extracciones surjan nuevos elementos de investigación de interés. En este sentido, señala que desde el punto de vista de la intervención realizada la parcela puede ser dividida en tres partes.

La central, donde se localizaron restos del antiguo hospital de Santa Ana, "parece que es una vaguada, con lo que lo normal es que sean excedentes de rellenos del arroyo". Otra, localizada más al norte del sector, donde se localizaron restos romanos "muy profundos". Por ello, según el edil, se piensa que "no hay nada más porque se piensa que el nivel estéril coincide con los restos romanos encontrados". Y el tercer escenario, al sur, se corresponde con la parte donde fue localizada una tumba también de época romana, "muy cerca de la muralla defensiva", y que se encuentra fuera de la huella de los antiguos cines.

Imagen de uno de los sondeos realizados en la parcela. Imagen de uno de los sondeos realizados en la parcela.

Imagen de uno de los sondeos realizados en la parcela. / Marilú Báez

Sea como sea, habrá que esperar a conocer el resultado final del análisis de lo extraído en las últimas semanas, en una operación que ha supuesto la realización de una decena de sondeos más allá de los mencionados 5,5 metros de profundidad. Cada uno de ellos realizados con una especie de taladro capaz de hacer perforaciones de entre 36 y 80 milímetros. Las conclusiones de este estudio serán incorporadas al informe final que haga la dirección de los trabajos arqueológicos, que será remitido a la Consejería de Cultura para determinar, en primera instancia, la necesidad o no de continuar con la actividad.

Uno de los interrogantes por responder es si el hecho de que plantee una edificación de nueva planta que incorporaría un auditorio con dos plantas soterradas, con un profundidad de hasta 10 metros, puede provocar que Cultura obligue al Ayuntamiento a realizar una nueva excavación en extensión hasta esa cota. Un paso que se ha querido evitar mediante los sondeos realizados.

A expensas de lo que suceda, a Cultura también le corresponderá decidir sobre lo ya encontrado. Aunque no se tiene constancia de la aparición de bienes de interés cultural (BIC), que por ley han de ser preservados, los técnicos podrían defender la necesidad de poner en valor alguno de los hallazgos.

La intervención arqueológica realizada ha incluido tres etapas. La más moderna se corresponde con los siglos XV-XVIII, quedando relacionada con el antiguo hospital de Santa Ana, de cuya estructura destacan una antigua cripta, del siglo XVIII; la bodega, en la que se han conservado una serie de tinajas, del siglo XVI, y restos de un empedrado del patio del Mesón del Corregidor Garci Fernández. Pero es en este nivel moderno donde los especialistas se han topado con uno de los descubrimientos más relevantes: unos 300 enterramientos cristianos del momento de conquista de Málaga en 1487.

El siguiente nivel se corresponde con los siglos XI y XV, periodo del que se localizan varios viales no muy bien conservados, pero que han permitido saber cómo se organizaba el urbanismo musulmán, con una serie de calles y viviendas alrededor. El más antiguo de los niveles corresponde a los siglos I y III. A esta etapa romana pertenecen una pileta salsaria localizada en la parte norte, siglos II-III, y en la parte sur, donde se tiene constancia de dos tumbas del siglo I.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios