Málaga

La borrasca empieza a alejarse de Málaga tras dejar inundaciones en Estepona y Alhaurín de la Torre

  • En el municipio esteponero cayeron más de 200 litros

  • Filomena deja más de un centenar de incidencias en la provincia

  • El viento sopló con rachas de 70 kilómetros por hora

El mar golpea contra los Baños del Carmen. El mar golpea contra los Baños del Carmen.

El mar golpea contra los Baños del Carmen. / Javier Albiñana

La borrasca Filomena empieza a retirarse, pero deja tras de sí inundaciones en Estepona y Alhaurín de la Torre, más de un centenar de incidencias en la provincia y cinco hectómetros cúbicos más en los pantanos. Anegamientos de viviendas, desprendimientos de fachadas, caída de árboles y balsas de agua en la red viaria pusieron en jaque a bomberos y servicios municipales durante toda la jornada.

Entre lo más destacado, un hombre tuvo que ser rescatado de su vehículo por los Bomberos en un río de Estepona. Allí han caído más de 200 litros por metro cuadrado lo que ha provocado inundaciones en distintos puntos del municipio. El Arroyo de la Miel se ha desbordado a su paso por el Camino de Casares y de Los Pedregales, en Estepona, provocando el corte de la carretera, según informa el 112.

En la noche de este viernes, Mijas estaba concentrando numerosos avisos por lluvia y viento. El presidente del Consorcio de Bomberos, Manuel Marmolejo, informaba que, de momento, no había que lamentar daños personales. “La situación, salvo por un coletazo del domingo, ya parece que va a ir a mejor”, indicaba.

Los fuertes vientos llegaron a alcanzar rachas de 70 kilómetros por hora. La lluvia cayó en toda la provincia, pero con más abundancia en la Costa del Sol occidental y el Guadalhorce. El acumulado de 24 horas en la Sierra de Mijas alcanzó 138 litros por metro cuadrado, según Hidrosur. En Marbella fueron 84, en Coín 99 y en Cártama 85.

A primera hora de la tarde, la delegada de la Junta en Málaga, Patricia Navarro, activó el Plan de Emergencia ante el Riesgo de Inundaciones, en la fase de preemergencias. Desde las 11:00 y hasta la medianoche, la provincia está en alerta naranja.  

Con exactamente 116 incidencias, Málaga es la provincia andaluza con mayor número de avisos a causa de las precipitaciones. La capital, Marbella, Alhaurín de la Torre, Fuengirola y Estepona han concentrado buena parte de ellas, aunque también se han atendido avisos en Ardales, Benahavís, Benalmádena, Casarabonela, Casares, Cartajima, Cártama, Coín, Estepona, Igualeja, Manilva, Moclinejo, Ojén, Pizarra, Ronda, Sayalonga, Torremolinos y Vélez-Málaga.

El rescate del hombre atrapado en su vehículo en Estepona. El rescate del hombre atrapado en su vehículo en Estepona.

El rescate del hombre atrapado en su vehículo en Estepona. / CONSORCIO PROVINCIAL DE BOMBEROS

El temporal ha dejado incidencias en los municipios de la Costa del Sol occidental, como caída de árboles, farolas o postes de la luz. También afectó al litoral. En Torremolinos el temporal arrancó palmeras de los oasis de las playas, siendo una de las más afectadas la del Bajondillo. En Fuengirola, la fuerza del viento ocasionó el derribo de la estructura de la terraza de un restaurante en la calle Churruca, así como de cristales de los balcones. Benalmádena registró dos accidentes de tráfico y un pequeño incendio en cuadro eléctrico en una vivienda.

A media mañana el Ayuntamiento de Estepona cortó los pasos de los ríos por la crecida provocada por las lluvias, al igual que hizo el Mijas con el río Fuengirola y el Arroyo La Manzanilla. En Marbella se registró la caída de un árbol sobre dos viviendas sociales sin causar daños personales. El túnel de Golden Beach bajo la A-7, en Las Chapas se cerró por acumulación de agua. El Ayuntamiento intervino en un parking subterráneo en Marbella y en un chiringuito de Las Chapas por inundación. Además, cortó la carretera en la zona de Nueva Andalucía por acumulación de agua. En Alhaurín de la Torre tuvieron que achicar agua en una residencia de mayores y los varias motos fueron arrastradas por la fuerza del agua en una calle.

En la capital, Filomena se hizo sentir. Los Baños del Carmen se anegaron y tuvieron que cerrar. “Esto tiene 103 años de historia y siempre estamos con el mismo problema”, decía Adolfo Jaime, gerente del restaurante de los Baños del Carmen. Por enésima vez, el establecimiento tuvo que cerrar por la inundación provocada por las olas. Fue sobre las 11:00, dos horas después de abrir. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios