Elecciones en Andalucía

Las cartas boca arriba en Málaga

  • La provincia es clave en las elecciones con sus 17 diputados. 

  • Dos de los principales candidatos a la Presidencia, Juan Manuel Moreno y Teresa Rodríguez, se presentan por Málaga.

El presidente del PP andaluz, Juanma Moreno. El presidente del PP andaluz, Juanma  Moreno.

El presidente del PP andaluz, Juanma Moreno. / EFE

Comentarios 1

Málaga se presenta, a priori, como una de las provincias clave en el resultado final de las elecciones del próximo 2 de diciembre en Andalucía. Hay 17 diputados en juego por la circunscripción. Y todos los contendientes consideran que la campaña está muy abierta y existe margen de maniobra para variar el reparto de los escaños. Dos de los principales candidatos a la presidencia de la Junta de Andalucía se presentarán por esta provincia. Uno de forma natural, el líder del PP andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla que, aunque nacido en Barcelona, es hijo de malagueños y reside desde pequeño.

Teresa Rodríguez, al frente de Adelante Andalucía, ha preferido usar el paracaídas para aterrizar en el territorio vecino y dejar libre la lista gaditana y así facilitar la conciliación política entre Podemos e Izquierda Unida. Rodríguez, sin embargo, anunció con solemnidad que viene para evitar el triunfo de la derecha y porque Málaga se merece un aspirante al primer sillón del Palacio de San Telmo.

También Ciudadanos despejó el panorama sobre su cabeza de cartel. Javier Imbroda, que fuera seleccionador nacional de Baloncesto, logró el 65% de los votos en las primarias y contará con el respaldo directo del presidente naranja. Albert Rivera ya ha dejado claro que estas elecciones también son suyas, porque es hijo de malagueña. Así que su constante presencia no se discute.

El PSOE aún no ha desvelado quién liderará la lista, pero la tradición manda que si hay algún consejero malagueño en la Junta, el 1 se le adjudica. En este caso, Javier Carnero, consejero de Empleo, cuanta con todas las papeletas para fajarse con el resto de los contrincantes.

En 2015, los socialistas lograron imponerse en los comicios autonómicos al PP que había ganado en Málaga en las dos citas anteriores. El PSOE logró 6 diputados por 5 el PP, 3 Podemos, 2 Ciudadanos y 1 Izquierda Unida.

José Luis Ruiz Espejo, el actual delegado de la Junta en la provincia, afronta también su primer reto electoral al frente de la secretaría general del PSOE. Sustituyó a Miguel Ángel Heredia, diputado nacional y en horas bajas en Madrid tras filtrarse una conversación en una reunión con Juventudes Socialistas en que dejaba en mal lugar a Pedro Sánchez y a la ahora ministra de Justicia, Margarita Robles. Susana Díaz tendrá que decidir si aprovecha la convocatoria para rescatarlo para Andalucía.

Pero el propio Ruiz Espejo también puede aspirar a figurar en la candidatura. No parece que pueda mantener por mucho más tiempo la compatibilidad de dirigir al partido en la provincia y a su vez ostentar la máxima representación del Ejecutivo autónomo en el territorio. Las encuestas podrán aclarar hasta qué número de la lista podrán arriesgar para colocar a candidatos con escaño seguro.

El ir y venir de líderes en estos días está más que asegurado. El próximo domingo regresa Pablo Casado, el presidente nacional del PP, para participar en un acto en la Plaza de la Constitución de la capital. En septiembre, también eligió esta provincia para abrir el curso político de su partido en Andalucía. En Andalucía sirvió huevos fritos a más de mil militantes en un restaurante de Álora.

El único problema es que el aire acondicionado no fue suficiente para compensar el calor de la freidora. Susana Díaz, en esa misma localidad, apostó por la olla y el cazo y el pasado domingo repartió al por mayor sopas perotas. Antes había acudido a territorio enemigo. En el área de Marbella, controlada por el PP, asistió a la primera primera de un complejo hotelero de súper lujo. En una apuesta poco habitual de los anteriores dirigentes socialistas. Y también aprovechó para verse en Málaga con la directiva del club privado más importante de la capital. Las cartas de la campaña ya están boca arriba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios