Málaga

Las cofradías trabajan para tener planes de autoprotección en 2019

  • La medida previene ante posibles incidentes en procesiones y otras actividades

  • Las autoridades suman nuevas indicaciones de seguridad

El incidente sufrido por la cofradía del Cautivo en la pasada Semana Santa creó un precedente para el que las corporaciones nazarenas se preparan de manera concienzuda durante la Cuaresma. Por ello, la Escuela de Seguridad Pública del Ayuntamiento de Málaga (Espam) y la Agrupación de Cofradías presentaron a los responsables de las hermandades de la ciudad algunas indicaciones y una guía para la creación de planes de autoprotección durante el próximo año.

Junto a las indicaciones expresadas con anterioridad por la Agrupación de Cofradías y que deberán aparecer en los itinerarios de la próxima Semana Santa, los responsables de los diferentes cuerpos de orden y seguridad -Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Local y Protección Civil- indicaron algunos aspectos destinados al buen desarrollo de las procesiones con la colaboración ciudadana y de los visitantes a la ciudad.

Entre las nuevas indicaciones se encuentra el establecimiento de un punto de encuentro de Protección Civil en la plaza de la Marina, cuyo servicio incluye el uso de pulseras con código QR recomendadas para las familias con niños a fin de facilitar el contacto en caso de ilocalización. Igualmente, no volver por objetos personales olvidados en caso de incidente o evitar el uso de elementos que obstaculicen las vías de evacuación -neveras de playa, carritos o sillas- y, ante todo, mantener actitudes de respeto entre los participantes de la procesión y espectadores.

En los últimos meses de 2017, la propia Agrupación de Cofradías anunció algunas medidas que, junto a Protección Civil, velaban por no secundar situaciones de pánico, bulos y rumores, incluso en redes sociales. Las instituciones piden mantener la calma, no correr y atender a las indicaciones de la Policía, así como conocer previamente las vías de evacuación ya instaladas en el centro histórico.

Además de estas indicaciones, que se harán extensivas al público en general días antes de Semana Santa, las autoridades solicitan a las corporaciones nazarenas que preparen planes de autoprotección para que estén vigentes y preparados en 2019, si bien algunas hermandades cuentan ya con estos documentos. El Real Decreto 393/2007 establece esta medida para facilitar la actuación en caso de emergencia.

Estos planes de autoprotección están diseñados para cualquier tipo de incidente, desde los que se pueden producir en el interior de una casa hermandad o en las procesiones, como un desvanecimiento, un incendio o una caída. Entre las medidas previstas para los actos celebrados en la calle se encuentran la existencia de un botiquín y la presencia de extintores en los tronos, que actualmente todas las corporaciones portan.

Igualmente, los planes de autoprotección marcan las vías de acceso a los recintos para las salidas procesionales y de evacuación por las calles aledañas, que deberán ser puestas en conocimiento de las autoridades de seguridad para coordinar la salida procesional. Actos con gran afluencia de público, como la misa del Alba y traslado del Cautivo, la liberación del preso de El Rico y el traslado del Cristo de la Buena Muerte cuentan con estas medidas en la actualidad.

Junto a estas medidas, y una vez finalizada la Semana Santa, desde las fuerzas del orden solicitan a las corporaciones que indiquen cuantas incidencias y puntos conflictivos encontraron durante su recorrido, a fin de concretar las actuaciones y coordinar los servicios de cara a las procesiones de 2019. Estos análisis incluyen otros actos previos a las fechas de Pasión, como los traslados o celebraciones de gran afluencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios