Málaga

Coronavirus en Málaga: Los centros de salud inician los test a más 2.100 malagueños para estimar la proporción de infectados

  • Profesionales de atención primaria les harán también una encuesta epidemiológica

Una sanitaria realiza un test rápido a un hombre en una imagen de archivo.

Una sanitaria realiza un test rápido a un hombre en una imagen de archivo. / M. H.

La información es clave para saber cómo actuar frente al coronavirus: si la proporción de personas infectadas es alta, hay más protección natural frente el Covid 19. Si por el contrario es baja, somos aún muy vulnerables dado que todavía no hay vacuna. Y justamente ese es el objetivo del estudio que están iniciando en estos días los centros de salud de Málaga: estimar la proporción de infectados, hayan pasado ya la enfermedad, la estén pasando o hayan sido asintomáticos.

Porque de ese resultado se derivarán las medidas de protección más o menos estrictas que deba aplicar el Gobierno para contener el virus. Es lo que se llama técnicamente un estudio de seroprevalencia. Si concluye que el porcentaje de infectados es bajo, eso significará que la mayor parte de la población todavía puede contagiarse y –aún peor en un patógeno que se multiplica exponencialmente– transmitir la enfermedad.

La atención primaria jugará un papel fundamental, otro más dentro de la lucha contra la pandemia junto a los test masivos en residencias y los servicios de ayuda a domicilio. Los centros de salud serán los encargados de hacer los test y las encuestas previstas en el estudio ENE-Covid diseñado por el Ministerio de Sanidad. En estos días, los distritos sanitarios de la provincia están recibiendo ambos materiales de trabajo. Los profesionales comenzarán a llamar por teléfono a los hogares que han sido seleccionados al azar y que están ya estipulados en los listados remitidos por la Administración central.

La participación en el estudio es voluntaria. Los sanitarios de los centros de salud malagueños contactarán telefónicamente con las familias seleccionadas y, tras su consentimiento, los citarán en el ambulatorio o concertarán una visita domiciliaria en caso de que alguno de sus miembros tenga problemas de movilidad. “Es muy importante la colaboración de todas las personas seleccionadas para que la información del estudio sea una foto real de la situación”, destaca el Ministerio de Sanidad.

Además de responder a una encuesta, a los participantes en el estudio se les hará un test rápido mediante un pinchazo en el dedo para determinar si tienen anticuerpos frente al virus. Esta prueba se realizará en el propio hogar o en el centro de salud, en función de las circunstancias de cada familia.

Según indicó la Subdelegación del Gobierno en un comunicado, para asegurar la fiabilidad de los resultados y aplicar el máximo rigor metodológico, en aquellas personas que den su consentimiento, también se obtendrá una muestra de suero mediante una analítica de sangre con un pinchazo en el brazo. Este material biológico se estudiará luego con una técnica más sofisticada (PCR).

El estudio es clave para la toma de decisiones en relación con la pandemia

Tanto las encuestas como los test remitidos por el Ministerio llegaron el lunes a Málaga. Están siendo distribuidos por los centros de salud y entre este miércoles y el viernes comenzarán las primeras llamadas a las personas seleccionadas.

Los análisis serán coordinados por el Centro Nacional de Microbiología. El estudio es en toda España. Colaboran con su realización centros de salud y hospitales de todo el país. “Gracias a estas dos pruebas (test rápidos y PCR), que combinan diferentes niveles de precisión, se obtendrá una estimación poblacional de la presencia de anticuerpos del virus”, indicó la Subdelegación del Gobierno. Junto a estos dos estudios serológicos, los participantes responderán a una encuesta –que ha sido diseñada por el Ministerio– sobre síntomas y posibles fuentes de infección, mediante un cuestionario epidemiológico que se recogerá a través de una aplicación web para facilitar una obtención rápida de la información.

De cada participante se obtendrá la información sobre antecedentes de síntomas compatibles con la enfermedad y principales factores de riesgo conocidos. Según informó la Administración central, los profesionales de los centros de salud dispondrán de un documento de consentimiento informado para cada miembro del hogar, incluyendo uno orientado a menores, para que comprendan en qué consiste su participación. Además, el Ministerio también ha establecido un programa de formación coordinado por la Escuela Nacional de Sanidad para el personal sanitario que realizará el estudio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios