PIB

Economistas destacan que Málaga es una "isla" frente a la desaceleración mundial

  • La provincia crecerá un 2,6% este año por la fortaleza del turismo, siete décimas más que la media española

  • El Colegio de Economistas lamenta el "estancamiento" del sector de la construcción y señala que bajará el precio de venta y alquiler de viviendas en Málaga

Numerosos turistas en el aeropuerto de Málaga. Numerosos turistas en el aeropuerto de Málaga.

Numerosos turistas en el aeropuerto de Málaga. / Javier Albiñana (Málaga)

Los economistas malagueños aseguran que Málaga es una "isla" frente a la desaceleración económica mundial. La mayoría de indicadores son positivos, con el buen comportamiento del turismo por bandera, y la principal preocupación es un "estancamiento" del sector de la construcción.

El Colegio de Economistas de Málaga, en su último informe correspondiente al tercer trimestre del año que han presentado este miércoles, mantiene su previsión de crecimiento del Producto Interior Bruto en Málaga en 2019 del 2,6%, frente al 1,9% estimado para el conjunto de España o el 2,2% andaluz. "Un 2,6% es un crecimiento exagerado y esta provincia tiene unos factores muy sólidos para arrancar el nuevo año", ha explicado Antonio Pedraza, presidente de la comisión financiera de la institución. Cabe recordar que el contexto mundial está en desaceleración, con un aumento estimado del PIB este año del 1,3% en la UE, del 1,7% en EEUU, del 0,5% en Alemania o del 5,8% en China (el país asiático estaba creciendo por encima del 11%).

"Nadie discute la desaceleración, pero Málaga está demostrando una mayor solvencia que el resto de Andalucía y de España", ha indicado Juan Carlos Robles, decano de los economistas, quien ha hecho hincapié en que "crecemos de forma pausada pero estable y sana". En este sentido, Robles ha ahuyentado cualquier fantasma de crisis a corto plazo. "Damos un mensaje de tranquilidad y de ausencia de temores y alarmas, tenemos un frenazo y no una crisis", ha destacado. En cualquier caso, el decano ha recordado que la economía es cíclica y que antes o después habrá una nueva recesión aunque "cuando llegue Málaga estará mucho mejor asentada que en la crisis anterior". 

Antonio Pedraza, Juan Carlos Robles y Fernando del Alcázar, este miércoles. Antonio Pedraza, Juan Carlos Robles y Fernando del Alcázar, este miércoles.

Antonio Pedraza, Juan Carlos Robles y Fernando del Alcázar, este miércoles. / A. R. (Málaga)

¿Por qué Málaga está aguantando la situación mejor que otras provincias? Fernando del Alcázar, director del servicio de estudios del Colegio de Economistas, ha detallado que "en Málaga la economía real tiene un suelo sólido de crecimiento basado en el turismo, la recuperación del poder adquisitivo porque los salarios crecen más que la media nacional, se está retrayendo menos el consumo que en otros lugares, estamos viendo por primera vez en mucho tiempo un aumento del crédito tanto al sector privado como al público y se están recuperando las exportaciones". 

En el polo opuesto, los economistas sí ven como elementos negativos el menor crecimiento del PIB español, un menor impulso del empleo en Málaga y el "estancamiento" anunciado de la construcción ya que la tasa de paro en este sector se mantiene en el 15% y la venta de viviendas ha descendido un 4% hasta agosto. "Vemos con preocupación este estancamiento, pero pensamos a que se debe a un ajuste porque el precio ha subido de una forma más rápida de lo que el mercado se podía permitir", ha dicho Del Alcázar, que niega que haya cualquier tipo de burbuja.

Los economistas ven dos amenazas principales para las arcas malagueñas. La primera es que, según ha comentado Pedraza, "no sabemos aún cómo nos puede afectar el Brexit, aunque sí pensamos que va a perjudicar más a la venta de viviendas a británicos que a la llegada de turistas". La segunda amenaza es que consideran que hay una "sobreoferta" de vivienda en Málaga capital, con proyectos en la zona oeste, Martiricos o Teatinos, y en varios puntos de la Costa del Sol que "va a ser difícil de digerir". Pedraza ha argumentado que el impulso de la venta de viviendas en Málaga ha recaído en los inversores y ha estimado que el sector podría caer un 5% por la desaceleración económica y por esa sobreoferta. No obstante, eso beneficiará a aquellos que quieran comprar o alquilar una vivienda porque se prevé un descenso de precios. "El alquiler sigue siendo un problema enorme, aunque el precio empieza a moderarse. Hoy interesa más comprar que alquilar porque el esfuerzo económico es el mismo", ha afirmado Robles, aunque, como ha puntualizado Pedraza "los bancos solo dan hipotecas a las personas con un trabajo estable y en Málaga hay mucha temporalidad".

La falta de gobierno en España no ayuda. "Es importante que el nuevo gobierno genere confianza y no incertidumbre porque está bajando la confianza del empresario y del consumidor y eso es un problema", ha señalado Pedraza. La tasa de ahorro está volviendo a incrementarse desde agosto, lo que implica un menor consumo de los hogares y, por tanto, menos ventas para los comercios e industrias, afectando a todo a la cadena.  

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios