Málaga

El edificio de Correos ya es propiedad del magnate israelí Haim Tsuff

  • Se formaliza la firma de la escritura de compraventa del inmueble, adquirido tras abonar 23,5 millones

Vista del edificio de Correos. Vista del edificio de Correos.

Vista del edificio de Correos. / Javier Albiñana

La propiedad del edificio de Correos ya está oficial y formalmente en manos del magnate israelí Haim Tsuff. Aunque fue el único que pujó por el emblemático inmueble de la capital de la Costa del Sol en la subasta abierta por la Junta de Andalucía, resuelta el pasado 3 de diciembre, no ha sido hasta este martes cuando ante notario se han firmado las escrituras de compraventa. Así lo han confirmado a este periódico fuentes del Gobierno andaluz, que logra con esta enajenación 23,5 millones de euros, por encima de los 16,8 millones en los que inicialmente tasado. La compra corresponde a la entidad Nitsba Spain.
La rúbrica pone fin a la tramitación necesaria después de que se fallase la subasta, en la que también fue enajenado el Palacio de la Tinta, actual sede administrativa de la Consejería de Sostenibilidad Ambiental, y que fue adjudicada al grupo hotelero Hotusa por unos 21 millones de euros.
Si bien en el caso del Palacio de la Tinta, que sigue pendiente de que se firmen las escrituras de compraventa, todo apunta a que tendrá uso hotelero, en el caso de la antigua sede de Correos el interrogante se mantiene activo. Fundamentalmente porque la actual calificación que pesa sobre la construcción, de equipamiento, condiciona de manera clara el camino que finalmente tome el nuevo propietario. La posibilidad de reconvertirlo a hotel, tal y como desea el alcalde, Francisco de la Torre, o a comercial, obliga a tramitar una modificación de usos que no se antoja sencilla.
No sólo por los tiempos que requiere un ajuste de esta índole, sino porque la ley obliga a fijar una serie de compensaciones por parte del promotor en favor de la ciudad. Parte de las mismas pueden ser económicas, pero hay otras que tendrían que materializarse en metros cuadrados de equipamiento. 
A pesar de ello, hay fuentes que inciden en que el interés del magnate israelí apunta en la dirección de hacer de Correos un hotel de referencia. Una opción que se ve claramente beneficiada por la localización de la construcción, en la Avenida de Andalucía y a escasos metros del nuevo eje urbano de la Alameda Principal.
En este sentido, fuentes conocedoras de la operación de subasta de la Junta han apuntado a este periódico que todas las firmas que en su día se interesaron por la compra del edificio y que llegaron a visitarlo lo hicieron con la idea de hacer un hotel. Otras opciones que no requerían de un cambio de uso urbanístico son los de residencia de estudiantes o de mayores. Correos data del año 1980; consta de tres plantas en el cuerpo inferior y nueve plantas en la torre. La edificabilidad completa se acerca a los 17.000 metros cuadrados

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios