Málaga

El millonario esfuerzo del Metro de Málaga por rescatar el pasado arqueológico

  • La inversión realizada por la Junta en tareas arqueológicas ronda los 25 millones

  • Cultura condiciona la musealización de los restos de la Avenida de Andalucía a que acabe la obra del suburbano

Imagen de los dos trozos de la muralla nazarí rescatados en el interior del túnel del Metro, en la Avenida de Andalucía. Imagen de los dos trozos de la muralla nazarí rescatados en el interior del túnel del Metro, en la Avenida de Andalucía.

Imagen de los dos trozos de la muralla nazarí rescatados en el interior del túnel del Metro, en la Avenida de Andalucía. / Javier Albiñana

Desde el origen mismo de la obra del Metro de Málaga, cuyo arranque tuvo lugar a mediados de 2006, su ejecución se ha convertido en aliado indiscutible para descubrir y profundizar en el conocimiento que hasta ese momento se tenía del pasado histórico de la urbe y de las señales dejadas a su paso por civilizaciones como la fenicia, la romana y sobre todo la musulmana.

Casi 15 años después de aquel hito, cuando ya se dan por concluidas las tareas de excavación en el tramo del suburbano de la Avenida de Andalucía, puede incluso detallarse el esfuerzo económico que ha supuesto para las arcas autonómicas la investigación y salvaguarda de parte de los vestigios con los que se ha topado la infraestructura ferroviaria en su avance. Y la suma no es menor. De acuerdo con los datos manejados por la Administración regional, en este intervalo la inversión realizada en tareas arqueológicas ronda los 25 millones de euros.

Una aportación mediante la que ha sido posible, como destacó ayer la consejera de Cultura, Patricia del Pozo, que el viaje en el Metro se haya convertido, también, "en un viaje en el tiempo". Justamente éste será el efecto que percibirán los malagueños en los próximos años cuando se haga realidad el compromiso asumido por el Gobierno andaluz de exponer al público parte de los restos rescatados y protegidos en la etapa final de las excavaciones realizadas.

"La construcción del Metro nos ha dado una gran oportunidad histórica y única para el estudio de los restos de la ciudad; hemos podido conocer y poner en valor muchos de los bienes escondidos en el subsuelo de Málaga", enfatizó Del Pozo, quien subrayó que la parte final de este encuentro con el pasado, en la Avenida de Andalucía, ha supuesto una de las mayores intervenciones en los últimos años en toda España, con una superficie de 4.000 metros cuadrados.

Más allá de la dimensión física, está la económica. Los datos aportados por la consejera de Fomento, Marifrán Carazo, elevan a unos 4,5 millones de euros el coste de las operaciones de excavación y protección de los hallazgos aparecidos. La cuantía supera con creces el millón de euros que inicialmente estaba previsto en el proyecto de ejecución de la infraestructura. Y ello, en buena medida, porque la dimensión de lo encontrado ha sido muy superior.

Las consejeras de Fomento y Cultura dialogan con el alcalde de Málaga y el director de la Agencia de Obra Pública. Las consejeras de Fomento y Cultura dialogan con el alcalde de Málaga y el director de la Agencia de Obra Pública.

Las consejeras de Fomento y Cultura dialogan con el alcalde de Málaga y el director de la Agencia de Obra Pública. / Marilú Báez

Con una parte de lo desenterrado, tras quedar destruida otra parte, la Junta quiere impulsar la creación de una sala museística dentro del túnel del ferrocarril urbano en la que permitir su contemplación. Un centro que, por lo que dio a entender la consejera de Cultura, podría quedar implantado junto a los últimos restos de la muralla nazarí localizados a la altura de la calle Nazareno del Paso (anteriormente se manejó la opción de Callejones del Perchel).

Éste será el espacio donde se mostrarán al público, entre otros elementos, los restos de la vivienda tipo perteneciente al barrio musulmán, con una planta rectangular y superficies diferenciadas; un vial (nafid) del antiguo sistema viario del arrabal excavado, y cuatro piletas de los siglos XVIII y XIX que eran usados para el tratamiento de las pieles. "Esta actuación nos ha ofrecido la posibilidad de rescatar no uno sino ocho siglos de historia", subrayó Del Pozo, quien defendió la fórmula que hace posible "conjugar los valores históricos y patrimoniales con el progreso".

Lo que queda por precisar es cuándo se pondrá en marcha la maquinaria para hacer posible esta iniciativa. "Es complicado dar una fecha concreta de cuándo vamos a empezar y finalizar si no hay fecha para la finalización de la obra; la idea que tenemos en Cultura es empezar la musealización si es posible antes de que acaben las obras del Metro; si no es posible, inmediatamente después", explicó, reconociendo: "Si fuese por mí empezaríamos mañana".

Del Pozo puso en valor el trabajo realizado por la Junta desde 2019 en adelante, por cuanto existe una apuesta "firme" por recuperar una parte del patrimonio que no está catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC). Esto, como recordó, supone una variación significativa en el tratamiento dado por el Gobierno andaluz a los numerosos yacimientos encontrados con el avance del suburbano.

A diferencia de lo ahora ocurrido, en etapas pretéritas de la obra sólo fueron conservadas aquellas piezas que estaban catalogadas como BIC, lo que implica que tienen la máxima protección desde el punto de vista legal. Entre ellas, el fuerte de San Lorenzo, en la Alameda Principal (el muro oeste es visible desde la calle) y parte de la muralla nazarí encontrada en el tramo de Callejones del Perchel.

No ocurrió lo mismo con otros enclaves de significativa dimensión e interés como los testares y estructuras asociadas al entorno del yacimiento de Alfar de Carranque; ni las estructuras romanas de posibles almacenes, de época altoimperial, en la calle Santa Marta; ni la estructura muraria del siglo I d. C. cimentada sobre un depósito con materiales cerámicos de tradición feno-púnica en las calles La Unión y Reboul; ni los restos de una necrópolis romana en La Unión...

Una amplia comitiva institucional, de la que formaron parte las dos consejeras, visitó ayer el tramo del Metro en la Avenida de Andalucía para conocer las actuaciones desarrollas en materia arqueológica. En este grupo estuvieron también el consejero de Presidencia, Elías Bendodo, quien destacó el trabajo que hace la Administración regional "por el futuro de Málaga sin olvidar su pasado", y el alcalde, Francisco de la Torre, quien defendió que los hallazgos surgidos de la obra de Metro van a permitir "enriquecer el patrimonio de la ciudad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios