Málaga

Un museo pondrá en valor unos hornos árabes hallados en el centro

  • El Ayuntamiento ha diseñado un proyecto para crear un centro de interpretación en la calle Chichilla que revitalice esta zona donde está el Museo del Vidrio

Comentarios 2

Un nuevo museo revitalizará una de las zonas más degradadas del centro histórico de la capital malagueña. Será un centro de interpretación que pondrá en valor unos antiguos hornos árabes que se calcula que centraron la actividad ceramista de la ciudad entre los siglos IX y XIV y que están siendo excavados en la calle Chinchilla, junto al recientemente inaugurado Museo del Vidrio.

El proyecto que ha diseñado la arquitecta Amparo Valón, por encargo del Servicio de Programas Europeos y la Gerencia Municipal de Urbanismo del Ayuntamiento de Málaga, contempla un edificio en el lateral izquierdo de esta calle que tendrá dos plantas. La baja albergará los yacimientos arqueológicos de los hornos donde se cocían las losas y ánforas ornamentales y que llegaron a tener un reconocimiento en medio mundo, mientras que la primera planta se destinará a la ampliación de la zona expositiva del museo que un coleccionista privado abrió a principios de este año para mostrar su interesante muestra de utensilios de vidrio y cerámica.

Pero el proyecto municipal va más allá. Al otro lado de la calle, se levantará otro edificio de dos plantas en el que se presente, según explicó el jefe de Servicio de Programas Europeos, Pedro Marín, crear un centro artesanal con al menos tres locales comerciales para que artesanos ceramistas o vidrieros puedan exponer y vender sus productos.

También en esta planta se pondrán en valor otros restos arqueológicos similares, aunque de menor valor, encontrados en la zona. Aunque aún está por concretar, el Ayuntamiento está negociando con la Universidad de Málaga la firma de un convenio para reservar la primera planta como oficina arqueológica donde se puedan llevar a cabo múltiples actividades. En la última planta, el proyecto contempla una cafetería con una amplia terraza que tendrá vistas a la iglesia de San Felipe Neri.

Toda la obra costará alrededor de 2,4 millones de euros y la intención del Ayuntamiento es que se incluya en el plan de turismo que desarrolla de forma conjunta con la Junta de Andalucía en la ciudad.

Si todo marcha conforme a lo previsto, el proyecto podría estar terminado a finales del año próximo, al igual que las obras de rehabilitación que se llevarán a cabo en la plazoleta que sirve de entrada al Museo del Vidrio y que se harán con cargo a la Iniciativa Urban.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios