Málaga

El sector inmobiliario ya está a pleno rendimiento en toda la costa malagueña

  • Hay 90 promociones de viviendas nuevas en marcha desde Manilva hasta Nerja

  • El precio sube en todas las localidades menos Marbella, pero no se aprecia una burbuja

Un hombre pasea junto a una promoción de viviendas nuevas en la capital malagueña. Un hombre pasea junto a una promoción de viviendas nuevas en la capital malagueña.

Un hombre pasea junto a una promoción de viviendas nuevas en la capital malagueña.

Toda la costa malagueña ya a está a pleno rendimiento para el sector inmobiliario. La zona occidental y la capital fueron las primeras en reactivarse hace un par de años y la bonanza ya ha llegado también a la oriental, donde hay más de 600 viviendas a la venta. Un informe elaborado por la tasadora Tinsa señala que en la costa malagueña hay actualmente 90 promociones de vivienda nueva, un número sustancialmente mayor al de años anteriores, y se esperan nuevos aumentos teniendo en cuenta que el volumen de visados es todavía bastante bajo y hay margen de recorrido.

Directivos de Tinsa presentaron ayer el estudio en Málaga y hoy lo harán a escala nacional. Una de las primeras conclusiones es que la costa malagueña es una de las que antes se ha recuperado de la crisis de todo el país. Esta tasadora realiza un mapa de todo el litoral en el que ponen cuatro colores distintos en función de que estén en clara recuperación, en indicios de recuperación, próximo al suelo o aún en clara fase de ajuste. Toda la costa de Málaga está en clara recuperación, el índice más alto.

Británicos, alemanes, madrileños o vascos son los que más compran en la zona occidental

"La Costa del Sol fue una de las zonas que antes se recuperó y ahora ha intensificado esa recuperación, mientras que otras zonas del país se han ido incorporando ahora", explicó Susana de la Riva, directora de Comunicación de Tinsa. Rafael Jiménez, coordinador técnico de la empresa, desgranó cómo está siendo el comportamiento del sector inmobiliario en el litoral malagueño sin contar con la capital, que sería objeto de un análisis distinto.

A grandes rasgos, Jiménez destacó que el precio ha aumentado en todos los municipios en el último año salvo en Marbella, donde ha decrecido un 0,2% pero se mantiene como la localidad más cara de Andalucía con 2.069 euros por metro cuadrado en el primer trimestre de 2018. La demanda de segunda residencia es principalmente extranjera y el británico es uno de los principales pese a las posibles consecuencias del Brexit, junto a los alemanes o los belgas. Este experto afirmó que el comprador español también se ha reactivado, siendo mayoritariamente madrileño y vasco en la costa occidental y de otras zonas en la oriental. Jiménez también destacó que, pese a que falta suelo, tampoco se está apreciando una excesiva tensión ni un calentamiento de precios como sí está ocurriendo en Madrid, Barcelona o las islas. "La subida que está habiendo de precios es por el empuje de la demanda y porque hay buenas condiciones, pero no vemos un calentamiento importante en precios", comentó.

Analizando la costa malagueña por zonas, en la Axarquía la mayor subida de precio se ha producido en Nerja, Vélez Málaga y Rincón, por encima del 9%. Allí hay 13 promociones nuevas con 626 viviendas en venta y, según el coordinador técnico de Tinsa, "en Nerja y Torrox prácticamente ha desaparecido el stock".

En el área de Torremolinos, Mijas, Benalmádena y Fuengirola hay 37 promociones en marcha y Mijas, Fuengirola y Torremolinos son la tercera, cuarta y quinta localidad andaluza en la que más ha aumentado el precio en el último año, desde el 13,4 hasta el 10,9%. En tercer lugar está la zona de Marbella, Casares, Estepona y Manilva, donde hay 2.500 viviendas en venta en una treintena de promociones. Marbella, aunque tiene proyectos en marcha, está afectada por la revisión de su Plan General de Ordenación Urbana y el municipio que se está llevando el gato al agua es Estepona. Está junto a Marbella y no tiene problemas urbanísticos.

El informe hace un apartado especial del comprador extranjero. El año pasado los extranjeros adquirieron en la costa malagueña 10.641 viviendas, lo que supuso una cuota de mercado del 33,5%, el doble que la media española y andaluza. En 2016 esa cuota era del 37,7%, cuatro puntos más. Desde Tinsa señalaron que esa merma se debe a un crecimiento del mercado español y no a un descenso del foráneo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios