Málaga

Los socios del Metro ganan casi 30 millones en los dos últimos años

  • De esta suma, 15 millones se corresponden a los dividendos del año pasado

  • El beneficio al final del ejercicio fue de 20,3 millones, si bien más de 5 millones fueron a reserva voluntaria

Imagen de archivo de uno de los consejos de administración de Metro Málaga. Imagen de archivo de uno de los consejos de administración de Metro Málaga.

Imagen de archivo de uno de los consejos de administración de Metro Málaga.

El rendimiento que los accionistas empiezan a sacar a la explotación del Metro de Málaga adquiere ya cifras considerables. Sólo en los dos últimos ejercicios, 2015 y 2016, los beneficios que estos socios, entre los que se incluye la Junta de Andalucía, se han repartido alcanza los 29 millones de euros. Una cifra a desglosar entre los 14 millones de 2015 y los 15 millones de la última anualidad. Así queda recogido en las cuentas anuales de esta sociedad empresarial, cuya vinculación con la infraestructura se extenderá en el tiempo hasta finales de 2042.

La documentación a la que tuvo acceso este periódico, ratificada por unanimidad en la junta general de accionistas celebrada el pasado 31 de mayo, constata, no obstante, que el beneficio logrado por la sociedad a lo largo del pasado año es superior a los dividendos que se reparten. En concreto, el resultado de ese año fue de 20.371.894,89 euros, frente a los algo más de 17,8 millones de 2015. De esta suma, a los 15 millones a repartir hay que añadir otros 2.037.189,49 euros destinados a reserva legal y 3.334.705,40 euros que los socios deciden destinar a reserva de forma voluntaria.

67,5Millones. Es la suma que aportó la Junta de Andalucía por la explotación del Metro en 2016

Conforme al reparto accionarial existente, la entidad con mayores dividendos es la empresa de origen francés InfraVía, que dispone actualmente del 25,735% de las acciones de Metro Málaga, lo que le reporta 3,8 millones. A esta le sigue Dacuri Investco Limited (sociedad vinculada al banco francés Natixis), con un 24,705%, lo que se traduce en poco más de 3,7 millones; la Agencia de Obra Pública de Andalucía, dependiente de la Junta, con un 23,69%, lo que supone una recepción de 3,5 millones; de Global Rail, con un 15,31%, lo que se traduce en casi 2,3 millones de euros, y de Comsa Concesiones, que con un 10,56% recibe unos 1,6 millones.

Fuentes cercanas a la Administración regional destacaron la decisión de seguir destinando una suma del beneficio a reserva voluntaria, al fortalecer el capital de la sociedad. Sea como fuere, cabe recordar que el acuerdo concesional firmado en su día por la Junta de Andalucía con Metro Málaga fija una Tasa Interna de Retorno (TIR) del 10,3%. De acuerdo con ello, la empresa tiene garantizado ese beneficio anual con respecto al capital social, que se sitúa en algo más de 140 millones de euros, hasta el final de la explotación.

El segundo año completo de explotación del ferrocarril urbano, que inició sus operaciones el 31 de julio de 2014, movió un total de 5.228.903 pasajeros, por encima de la previsión de la concesionaria, que calculaba poco más de 5 millones de usuarios. La suma de los 29 meses acumulados desde la inauguración del Metro situaron en 12,3 millones la cifra de viajeros, que, a finales de junio superaba ya los 15,2 millones.

No obstante, por más que la mejoría en la atracción de usuarios es destacable, la compra de billetes representa un porcentaje mínimo dentro de la cifra de negocios de la empresa. Este capítulo alcanzó los 52,5 millones de euros al cierre de 2016, casi 1,3 millones menos que en 2015. Y de ellos, la prestación del servicio apenas supone 3.177.865 euros (3,8 millones el año anterior). Pero a este parámetro hay que añadir las subvenciones que la Junta aporta para abaratar el coste real del trayecto, con 16.572.861 euros (unos 500.000 euros más). En concreto, por cada usuario ha de aportar del orden de 3,2 euros, diferencia entre la tarifa técnica (coste real del servicio) y lo que abona realmente el usuario, con unos 0,8 euros. El otro parámetro es el ingreso financiero pactado en el marco de la concesión, que al finalizar 2016 alcanzó los 32,8 millones de euros (34 millones en 2015). Una cuantía a la que hay que añadir otros 16,5 millones "devengados y no cobrados" correspondientes al cuarto trimestre de 2016. Los mismos fueron cobrados el 30 de enero pasado. Con ello, la aportación total de la Junta el pasado ejercicio fue de 67,5 millones de euros, casi dos más que en 2015.

La magnitud de la obra, que se prevé cueste unos 800 millones de euros (muy por encima de los apenas 350 millones en los que se contrataron los trabajos en 2004) queda confirmada, además, por el coste que el funcionamiento de la mima va a tener, previsiblemente, sobre las arcas públicas. De acuerdo con los datos manejados hasta la fecha por la propia Administración regional, las aportaciones que habrá de realizar a la empresa para compensar la aportación inicial realizada por los socios privados en la infraestructura y suavizar el coste del billete a los usuarios superará los 2.900 millones hasta en 2042.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios