Coronavirus Los universitarios malagueños no volverán a las facultades este curso

  • La Junta y los rectores andaluces acuerdan mantener las clases 'on line' hasta que finalice el año académico

  • La UMA anunciará "en un plazo máximo de dos semanas" un documento que marcará las pautas de actuación

Una alumna de la UMA estudia en la biblioteca de Ciencias.

Una alumna de la UMA estudia en la biblioteca de Ciencias. / Javier Albiñana (Málaga)

El pasado 12 de marzo, el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, compareció para anunciar la suspensión de la actividad docente en todos los centros educativos de la comunidad autónoma "durante al menos dos semanas". Pasadas estas más cuatro días, la Administración autonómica, en coordinación con los rectores de las 10 universidades de la región, ha decidido que los universitarios no vuelvan a pisar las aulas en lo que resta de curso.  

En la Universidad de Málaga, 35.643 estudiantes de grados oficiales y 4.195 de títulos propios se verán afectados por la medida, al igual que los más de 3.500 docentes que ven ahora abocado su ejercicio a las plataformas virtuales. 

El consejero de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, Rogelio Velasco, y los rectores de las diez universidades andaluzas, entre ellos el de la institución malagueña, José Ángel Narváez, han decidido mantener toda la docencia en formato on line -como se viene haciendo desde que se decretó el estado de alarma- durante lo que resta del presente curso académico.

Los responsables de las universidades y el consejero han llegado a un acuerdo que "pretende despejar las dudas del alumnado en cuanto a las clases presenciales" y en "previsión de que no pueda volverse a impartir docencia presencial", incluso tras el fin del estado de alarma en vigor desde el pasado 14 de marzo a causa de la crisis del Covid-19.

También se ha acordado preparar, con la mayor celeridad posible, "un marco general de contingencia", que cada universidad puede adaptar posteriormente, para determinar la forma de proceder respecto a las prácticas que no puedan desarrollarse de manera on line. Este marco también serviría para la evaluación, guías docentes, adaptación del calendario académico y desarrollo de TFG y TFM.

Desde el Consejo de Dirección de la Universidad de Málaga aseguran que llevan trabajando desde hace días en dicho documento, "que será debatido con los representantes de la comunidad universitaria y debidamente comunicado en un plazo máximo de dos semanas".

La reunión -por videoconferencia- se ha cerrado con el compromiso del consejero y de los rectores de lograr la coordinación y adoptar las mejores soluciones para garantizar el desarrollo del curso 2019/20. En este aspecto, conviene recordar que la Selectividad ya fue aplazada y se convocará a primeros de julio. Queda por concretar los días exactos de su celebración.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios