Málaga Interior

La restricción de tráfico en el Puente Nuevo de Ronda volverá el lunes

  • La medida volverá a reactivarse tras la reparación de los daños en el camino que conduce hacía los Baños Árabes

Peatones en calzada del Puente Nuevo. Peatones en calzada del Puente Nuevo.

Peatones en calzada del Puente Nuevo. / Javier Flores

El Puente Nuevo de Ronda volverá a cerrarse a la circulación el próximo lunes, día en el que entrará de nuevo en vigor la restricción que su puso en marcha por parte del Ayuntamiento y que afecta a dos tramos horarios, uno de mañana y otro de tarde.

La regulación se levantó a causa de las fuertes lluvias, pero se acabó especulando con la posibilidad de que la restricción de tráfico no volviese a implantarse. Sin embargo, ayer desde el Consistorio se anunció que tras finalizar las obras de reparación del camino de los Baños Árabes el lunes volverá la activarse la medida.

En la actualidad solo se mantenía la limitación de velocidad a 20 kilómetros por hora y la prioridad de los peatones en la calzada, aunque se trata de una norma que una parte de los conductores no suele respetar; incluso hacen uso de del claxon cuando se encuentran viandantes en su trayectoria.

Desde el Consistorio ya habían advertido de que tras finalizar las obras de mejora del camino que conecta los barrios de San Francisco y Padre Jesús, la restricción del tráfico en esta zona de la ciudad del Tajo volvería a aplicarse.

El anuncio fue realizado por parte de la Policía Local de Ronda en su perfil de redes sociales, lo que provocó quejas por parte de los usuarios, que consideran que esta medida perjudica a los vecinos de la zona sur y les deja aislados del resto del casco urbano; ya que deben utilizar la carretera de circunvalación o el pequeño camino que ha estado en reparación, aunque solo tiene un sentido de circulación.

También desde la plataforma que une a los colectivos y ciudadanos contrarios a esta medida su portavoz, Martín Guerrero, se mostró muy crítico con el anuncio del regreso de la medida; por lo que hizo un llamamiento a los vecinos para llenar el salón de plenos en la próxima sesión que se celebre y así mostrar nuevamente su desacuerdo con la regulación del tráfico en el eje Armiñán-Puente Nuevo.

Además, también está pendiente la entrada en funcionamiento de las cámaras de videovigilancia que han sido instaladas en dos puntos de este eje de circulación y que buscan controlar a los vehículos que sin tener autorización pasen por el mismo dentro del horario de regulación.

En este sentido, las fuentes consultadas han explicado que dichos equipos “no tardarán mucho” en comenzar a funcionar. No obstante, las mismas explicaron que está previsto anunciar su entrada en funcionamiento con suficiente antelación. Las cámaras permitirán a la Policía Local vigilar durante las 24 horas de este tramo de calle.

La medida de la regulación de la circulación por el Puente Nuevo está teniendo una fuerte contestación por parte de los ciudadanos, mientras que desde el Consistorio se defiende su necesidad para proteger uno de los principales monumentos de la ciudad. Aseguran que soporta un tráfico excesivo, aunque la estructura del puente goza de buena salud, según el informe sobre su estado de conservación.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios