Cultura

Barroco para tres décadas

  • La Coral Cármina Nova actuó ayer en el Museo de Málaga con la OFM

Concierto de la Coral Cármina Nova y la Orquesta Filarmónica de Málaga, ayer, en el patio del Museo de Málaga. Concierto de la Coral Cármina Nova y la Orquesta Filarmónica de Málaga, ayer, en el patio del Museo de Málaga.

Concierto de la Coral Cármina Nova y la Orquesta Filarmónica de Málaga, ayer, en el patio del Museo de Málaga. / javier albiñana

Tres décadas de dedicación a la música en una ciudad como Málaga implican sacrificio, empeño, coraje contra los oídos sordos y, sobre todo, mucho amor al patrimonio sonoro puesto en juego. Después de los diversos conciertos, talleres, conferencias y demás actividades celebradas en los últimos meses (incluido el Ciclo de Música Antigua que ha acogido en las últimas semanas la Sala María Cristina con gran éxito), la Coral Cármina Nova puso ayer el colofón a los actos organizados por su 30 aniversario con un concierto extraordinario celebrado en un enclave nada usual, el patio del Palacio de la Aduana, hoy Museo de Málaga, que por primera vez acogía una actuación coral de estas características. Con el aforo completo y un ambiente óptimo para la inspiración musical, Carmina Nova compartió escenario con la Orquesta Filarmónica de Málaga para una celebración del Barroco que sirvió para dar buena cuenta del modo en que este patrimonio se resuelve, se materializa y se afianza en Málaga. Diego González Ávila asumió la dirección musical para un programa que, bajo el título de Monteverdi a Bach, hizo las delicias de todos los presentes, grandes y pequeños, y reivindicó de paso el potencial de Málaga como ciudad de la música.

El Beatus vir de Monteverdi abrió un repertorio por el que transitaron después Jean Baptiste Lully, Antonio Vivaldi, Dietrich Buxtehude, Georg Friedrich Haendel y Johann Sebastian Bach, todo un festín barroco que resultó al oído especialmente acorde con el presente y cuya ejecución, esmerada y precisa, fue resulta de manera brillante tanto por los cantantes de Carmina Nova como por los maestros de la OFM. La próxima vez que la coral y la orquesta vuelvan a coincidir en un escenario será en el Teatro Cervantes, en la próxima temporada de abono de la Orquesta Filarmónica, a la que Carmina Nova ha vuelto a ser invitada. Hasta entonces, la agrupación seguirá trabajando en Málaga por la divulgación de la música con la voz por bandera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios