CAC Málaga

La ausencia en las manos de Mónica Vázquez Ayala

  • El CAC inaugura en sus salas de La Coracha una exposición con más de setenta obras de la artista creadas en la última década

Mónica Vázquez Ayala, este viernes, en la presentación de su muestra en La Coracha. Mónica Vázquez Ayala, este viernes, en la presentación de su muestra en La Coracha.

Mónica Vázquez Ayala, este viernes, en la presentación de su muestra en La Coracha. / M. H.

El CAC Málaga presenta en sus salas de La Coracha una exposición individual de Mónica Vázquez Ayala que, comisariada por Almudena Ríos, reúne más de setenta obras entre fotografías y fotografías-objeto que abarcan casi una década de la trayectoria de la artista. La exposición pone de manifiesto "los diferentes procesos de crecimiento personal e inquietudes que preocupan a la artista afincada en Málaga, mediante la figura humana como elemento recurrente en su obra o espacios cotidianos", según apuntaron desde el CAC. La ausencia, el miedo, la humildad, la melancolía o la autocrítica son algunas de los aspectos relacionados con las emociones que la artista plasma en su obra a través de una estética muy cuidada influida por la historia del arte. La muestra se inaugura este viernes en el espacio CAC Málaga-La Coracha, donde podrá verse hasta el 13 de diciembre.

El título de la muestra Ausencia tiene como origen una reflexión de la artista (nacida en Madrid en 1972, aunque residente en Málaga) acerca del vacío que deja su hijo cuando se marcha, aunque finalmente hace referencia a la falta de presencia de los padres en la vida de su hijo. La exposición recoge así una serie de inquietudes que han hecho crecer como persona y como artista a Vázquez Ayala a través del sentimiento de ausencia en aspectos cotidianos de la vida. Estos testimonios se vierten en una selección de casi una decena de las series más importantes de su trayectoria artística compuesta por casi ochenta fotografías o fotografías-objeto de diferentes formatos creadas entre 2010 y 2019.

Dos obras de Vázquez Ayala, en la exposición. Dos obras de Vázquez Ayala, en la exposición.

Dos obras de Vázquez Ayala, en la exposición. / M. H.

Las obras de Mónica Vázquez Ayala se caracterizan por la creación de espacios donde destaca la pintura, la escultura, la instalación o la acumulación de objetos que junto a la presencia de la figura humana forman una composición escénica que otorga de sentido a su obra. Algunos de los aspectos fundamentales en las piezas de la artista son el empleo de la desnudez de la figura humana como herramienta para completar de significado sus obras y materiales desechables o residuos como metáfora a la negatividad o conflictos que rodean al ser humano.  La artista dota de significado todos los detalles que giran en torno a su obra a través de la disposición de los objetos o desechos a modo de horror vacui recreando escenarios, que en ocasiones, se acercan a lo kitsch o están influidos por obras clásicas de la historia del arte.

En esta última etapa, Mónica Vázquez Ayala se ha centrado en la recreación de algunas de las fotografías perteneciente a algunas de sus series empleando la técnica del 3D o el collage, donde superpone capas de la misma foto o recorta diferentes elementos consiguiendo este efecto en piezas denominadas fotografías-objeto o fotografías intervenidas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios