Festival de Málaga Javier Rey, un escritor que halla un pueblo maldito en 'La casa del caracol'

  • Las primeras imágenes de la película se han podido ver este domingo, pocas horas después de concluir el rodaje,

Javier Rey Javier Rey

Javier Rey / Efe

El actor Javier Rey interpreta a un escritor que llega a un pueblo maldito en el "thriller" fantástico "La casa del caracol", primer largometraje dirigido por Macarena Astorga, en el que encabeza el reparto junto a Paz Vega, y que ha sido una de las primeras películas rodadas tras el confinamiento por el coronavirus.

Las primeras imágenes de la película se han podido ver este domingo, pocas horas después de concluir el rodaje, en la sección 5 Minutos del Festival de Cine en Español de Málaga, con la presencia de parte del equipo de esta coproducción con participación española, peruana y mexicana.

Muestra la historia de un escritor que llega a un pueblo del sur de Andalucía a encontrar tranquilidad y sosiego para escribir su próxima novela y recuperar el éxito que tuvo, pero conoce "a una serie de personajes que lo van a conducir a unas experiencias que harán temblar su universo", ha explicado Astorga.

La directora sintió "amor a primera vista" al leer el guion, que le "emocionó" porque le permitía trabajar en un género en el que se siente "bastante cómoda".

Pese a las limitaciones por los protocolos de seguridad contra el coronavirus, ninguna secuencia prevista ha tenido que ser suprimida, y la directora cree que han sido capaces de adaptarse a las circunstancias "por la pasión y las ganas de rodar después de estar encerrados en casa".

A Javier Rey le interesó de su personaje que tiene "muchas capas en las que trabajar", además de la posibilidad de mostrar "su evolución, cómo se relaciona con el pueblo y consigo mismo como escritor, sus complejos, sus miedos y su pasado, todo mezclado con ese pueblo y unos personajes que perturban mucho".

"Dudas" para rodar en plena pandemia

El actor admite que tenía "dudas" sobre la posibilidad de rodar en plena pandemia, pero se hicieron los ensayos con mascarillas y después empezaron a rodar "y a normalizar lo que no era normal".

Para Paz Vega, resultaba "muy apetecible" hacer "un género de este tipo, no tan habitual", según la actriz, que ha calificado como un "descubrimiento" trabajar con Macarena Astorga, "alguien que tiene tan claro lo que quiere, lo sabe transmitir y escucha".

También reconoce que, después de "un confinamiento de tres meses, de repente viajar y convivir con gente" hacía que no supiera "qué podía pasar", y existía "ese miedo", pero no hubo "un solo contagio en el equipo", algo que no sabe si se debe "a la suerte o a que se puede" rodar.

Una de las productoras, María Luisa Gutiérrez, incide también en la incertidumbre al iniciar el rodaje, cuando se enfrentaban "a una realidad que nadie conocía" en unos momentos en los que todavía no existían protocolos para el sector audiovisual.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios