Cultura

La 'mamá' de 'Mamma Mia!'

  • Nina interpreta a una Donna "más risueña" en 'Mamma Mia!', que ayer tuvo su primera función en un Teatro Cervantes al que faltó poco para llenarse

Si algo caracteriza la versión española del musical Mamma Mia! es la voz de Anna Maria Agustí i Flores (Barcelona, 1966), más conocida con el sobrenombre de Nina. Nadie se lo imagina sin ella: sin su gran sonrisa -"un rasgo distintivo asociado a su forma de ser", según cuenta Paula Calleja, la responsable de prensa de la empresa organizadora del espectáculo-, sus expresivos gestos, su largo pelo rizado. Durante el pase de prensa previo al estreno en Málaga, ayer, uno puede observar su talento cuando pisa un escenario. Sabe cantar, bailar, interpretar, moverse, mirar, incluso de lejos, calar a la gente, hacerla vibrar.

Lo hace 12 años después de su estreno como Donna en el Teatro Lope de Vega de Madrid, donde el espectáculo se representó ininterrumpidamente siete temporadas. Ahora todo es distinto. "No es la misma Donna que estrené en 2004 porque entonces tenía 38 años. Ahora estoy a punto de cumplir los 50. He hecho muchas cosas como actriz y he crecido en muchos sentidos. Además, en lo personal estoy viviendo un momento muy bonito. Eso hace que aborde este trabajo de una manera distinta", cuenta la artista. De ello pudieron dar cuenta los espectadores que acudieron ayer a la primera función del Teatro Cervantes, donde el musical se representará hasta el día 31. Poco faltó al coso municipal para colgar el cartel de no hay billetes; de cualquier forma, el público disfrutó de lo lindo, con la música de Abba y especialmente con los momentos de humor, subrayados a conciencia en la nueva producción del espectáculo.

El papel de Nina, interpretado por Meryl Streep en la película con el mismo nombre, también ha cambiado. "Paul Garrington -el director internacional asociado- ha querido dirigirme de una forma diferente. Antes represento a una Donna crispada, que se sentía muy superada por la situación que se crea alrededor de esos tres padres acechando la isla. Ahora ella es una mujer más risueña, más vulnerable, con más sentido del humor, que relativiza más las cosas. Es un personaje que acaba colando y calando más en los espectadores. Estoy más de acuerdo con esta Donna y me lo dice mucha gente tras las actuaciones. Me enorgullece mucho", explica.

Además de la presencia de Nina en la obra, el buen rollo transmitido desde bambalinas es otro de los elementos inherentes a la superproducción representada en más de 440 ciudades de todo el mundo. "Son muchos factores los que ayudan a avivar ese modo de ser tan risueño de Mamma Mia!. De entrada, el equipo directivo internacional que nos dirige imprime ese buen rollo, su manera de trabajar nos anima a impregnar de buen rollo a todos los espectadores. También ayuda trabajar con un material tan valioso: las canciones de Abba", admite Nina. Durante las dos horas y 45 minutos de show se cantarán casi una veintena de temas del cuarteto sueco escogidos "no por ser los más famosos, sino por encajar con la trama de la obra", desveló el otro día Juan Carlos Fernández, uno de los regidores. Entre ellos se encuentra Dancing queen, Chiquitita,Voulez-vous o Money, money, money.

Otro de los factores al que Nina atribuye ese buen rollo que se pega hasta a la suela del zapato de actores y público, es la trama del musical. "La historia por encima de todo es una historia humana. En ella se habla de amistad, de relaciones humanas en el sentido de poner en valor las cosas más sencillas de la vida pero no por ello menos necesarias, menos esenciales. Mamma Mia! le da valor a los momentos vividos en familia... Imagínate el momento Dancing queen. Es delirante. La platea se cae de carcajadas y de buen rollo. Mamma Mia! está creado para que la gente salga contenta", comenta.

Cuando se encajan las palabras moda y musical en la misma frase, la artista aprieta la cara y contesta muy seria: "Hablar de musical como si de una moda pasajera se tratara es síntoma de ignorancia y una falta de respeto a los actores y escuelas de formación. Más ahora cuando ha salido una joven cantera de artistas muy bien formados. En mi caso, estoy trabajando con un plantel de artistas soberbios. Me refiero a gente con una estupenda formación integral. De hecho, esta vez han tenido más problemas a la hora de escoger en las audiciones porque había gente muy buena. Han visto una evolución en el nivel de los actore, a mejor, en 12 años".

La cantante desprende un halo de felicidad por donde pasa. "Es la mamá de Mamma Mia!. Cuida muy bien al nuevo elenco -totalmente renovado esta octava temporada-, los cuida como si fueran sus polluelos", revela Calleja. Ella nos cuida y nos enseña muchas cosas. Además, es una artista muy disciplinada. Los momentos que comparto con ella encima de las tablas son muy especiales", asegura el artista malagueño Jony Varo, Chili en la obra. Nina no sólo representa el papel de madre dentro del escenario, también lo hace fuera de él cuidando al nuevo elenco de jóvenes actores. Nina es la mamá de Mamma Mia!.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios