Turismo

Algatocín inicia las obras del museo de la cal

Trabajos de construcción del futuro museo.

Trabajos de construcción del futuro museo. / M.H. (Algatocín)

Algatocín ha iniciado la primera fase de los trabajos de construcción del futuro Museo de la Cal, un inmueble que estará situado en la zona de La Ereta, a la entrada al municipio por la carretera A-369.

La primera fase del proyecto consistirá en el rebaje y adaptación del terreno así como en la construcción de la estructura y un almacén. Además, en la parte superior de crearán 12 plazas de aparcamiento y en uno de los laterales de la nueva infraestructura se construirá una escalera que conectará con la travesía.

José Manuel López, alcalde de Algatocín, ha explicado que el objetivo es poner en valor un espacio museístico y expositivo en el que se representará el proceso de elaboración de la cal, un oficio tradicional en el pueblo. Además, el museo contendrá un horno de cal, o calera, elemento desde antaño fundamental para producir óxido de calcio (cal) mediante la cocción de la piedra caliza.

La primera fase de los trabajos dispone de un presupuesto de unos 130.000 euros procedente de fondos propios del Ayuntamiento y, tras el proceso de licitación correspondiente, ha resultado adjudicataria del proyecto una empresa del municipio. Las obras, que se llevarán a cabo durante alrededor de un mes, se están desarrollando en un terreno de unos 400 metros cuadrados que fue adquirido por el Consistorio hace unos años.

El regidor ha explicado que el nuevo espacio servirá para mantener vivas las tradiciones, para que las nuevas generaciones se acerquen a sus orígenes y para recordar y homenajear a los vecinos de Algatocín que se ganaron la vida como caleros. Además, el museo se pretende configurar como atractivo turístico y alternativa de ocio para las personas que visiten el municipio.

Algatocín ha tenido mucha tradición en el trabajo de elaboración de la cal, un oficio extinto en el pueblo desde hace alrededor de medio siglo que sirvió para que numerosas familias salieran adelante. Un trabajo tan duro como digno del que aún se conservan vestigios en el entorno rural de Algatocín.

Y es que la cal era el elemento que se utilizaba para pintar las casas y dar el tradicional color blanco de los municipios, aunque ahora este elemento fue sustituido por la pintura

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios