Provincia

Manilva cerrará las duchas de las playas para ahorrar agua

La constitución de la mesa de sequía de Manilva.

La constitución de la mesa de sequía de Manilva. / M. H. (Manilva)

El Ayuntamiento de Manilva cerrará las duchas de las playas a partir del próximo 4 de septiembre y ha declarado la situación de "escasez severa", una medida que se adopta con el fin de ahorrar el 10% de agua marcada por la Junta de Andalucía ante la situación de sequía y estrés hídrico, según ha informado este viernes el Consistorio.

La decisión se ha adoptado tras constituirse la mesa de la sequía, que ha estado conformada por el 𝗮𝗹𝗰𝗮𝗹𝗱𝗲, José Manuel Fernández, el concejal de Infraestructuras, Agustín Vargas, el secretario municipal, el Gerente de la GEUMA, un técnico del área de Obras y representantes de Hidralia. 

En el orden del día, se han abordado aspecto como la constitución de la mesa de sequía, el análisis de la situación en Manilva, la aprobación de medidas para cumplir, la declaración de escasez severa y las mejoras en las infraestructuras municipales para contribuir a la contención del consumo del agua. 

Tras el encuentro, el Ayuntamiento de Manilva ha emitido un bando en el que se contemplan medidas urgentes para el “buen uso del agua” y que tienen como objetivo 𝗿𝗲𝗱𝘂𝗰𝗶𝗿 𝗹𝗮 𝗱𝗲𝗺𝗮𝗻𝗱𝗮 𝗱𝗲𝗹 𝗮𝗯𝗮𝘀𝘁𝗲𝗰𝗶𝗺𝗶𝗲𝗻𝘁𝗼 urbano en al menos un 10 % y 𝗴𝗮𝗿𝗮𝗻𝘁𝗶𝘇𝗮𝗿 𝗲𝗹 𝘀𝘂𝗺𝗶𝗻𝗶𝘀𝘁𝗿𝗼 a la población. 

Entre ellas, destaca que “se procederá al cierre de las duchas de la playa” a partir del próximo 4 de septiembre, así como “el riego de jardines, huertos, parques o zonas verdes, tanto públicas como privadas, se podrá realizar únicamente dos veces por semana y de acuerdo con el cronograma de Hidralia”. 

Por otro lado, el bando municipal “prohíbe el uso de agua potable” para el “llenado o rellenado de piscinas, albercas o aljibes, el riego de campos de golf, el baldeo de calles, aceras o fachadas, el lavado de coches fuera de los establecimientos autorizados”, en “fuentes ornamentales que no tengan circuito cerrado de agua, duchas y surtidores públicos o cualquier otro uso no esencial”. 

Por último, el Consistorio de Manilva ha recordado que el incumplimiento de las obligaciones dispuestas en el citado bando municipal podrá ser considerado como infracción y sancionado, según lo previsto en el Capítulo IV del Decreto 178/2021, de l5 de junio. 

Otros municipios de la Costa del Sol como Torremolinos ya adoptaron medidas similares el pasado mes de julio, y el Ayuntamiento cerró el 50% de las duchas de las playas, quedando operativas solo 25. También Benalmádena ha modificado los pulsadores de las duchas de las playas para ahorrar agua. 

Por su parte, Marbella ha reducido un 20% el agua destinada al riego y el baldeo, unas actividades para las que además aprobó usar agua no potable de pozos, mientras que Benalmádena ha reducido un 10% el recurso hídrico para el riego automatizado, así como ha impulsado el sistema de pulverización para la limpieza de las calles. Además, el Consistorio benalmadense trabaja en la elaboración de un proyecto que permita utilizar agua regenerada en el baldeo y riego con todas las garantías higiénico-sanitarias necesarias. 

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios