Provincia

El alcalde de Carratraca dimite para evitar denunciar cien casas ilegales

  • Román presentará hoy su renuncia en el Pleno por estar en desacuerdo con la aplicación de la LOUA · Asegura que ninguno de los dos concejales de IU asumirá la Alcaldía

Comentarios 3

El alcalde del municipio de Carratraca, Óscar Román (IU), presenta al Pleno que se celebra hoy en el Ayuntamiento su renuncia al cargo como regidor municipal. Román señaló que el motivo que le ha arrastrado a presentar su dimisión ha sido que "tendría que tomar medidas disciplinarias en la localidad en materia urbanística" con las que no está "conforme". "Estaríamos hablando de entre 80 y 100 expedientes urbanísticos los que tendría que abrir en Carratraca", explicó el primer edil.

Román debería iniciar estos expedientes por las construcciones ilegales que existen tanto en el campo como en el casco urbano para ajustarse a lo marcado por la LOUA (Ley de Ordenación Urbana de Andalucía), que determina estas edificaciones como un delito contra la ordenación del territorio. "Como alcalde tengo que cumplir la ley y como no estoy conforme a lo que dicta esa ley, lo único que puedo hacer es dimitir de mi cargo", agregó Román.

Después de diez años al frente del Consistorio, el alcalde señaló que es una decisión "irrevocable" y que "ha meditado mucho". "Cuando entré como alcalde creía que iba a trabajar para beneficiar a mi pueblo y ahora tendría que perjudicar a muchos vecinos", comentó el primer edil. Román recordó que ya ha estado imputado por "autorizar la partición de una finca", algo que calificó de "menor" en comparación a las consecuencias que traería no iniciar los expedientes que se pueden contabilizar en la localidad. El fiscal le exige año y medio de prisión y diez de inhabilitación por un delito contra la ordenación del territorio.

"Algunas de las construcciones que serían objeto de ser expedientadas están en el campo, pero otras se encuentran en pleno casco urbano por estar protegidas como Bien de Interés Cultural y no sé si podrían llegar a ser derribadas", manifestó el alcalde, que añadió que no se quiere ver imputado acusado de "dejación de funciones" al no aplicar la ley.

Óscar Román ya ha comunicado a su partido, Izquierda Unida, su decisión y aunque explicó que han intentado convencerle para que cambie de postura aseguró que "no hay ninguna opción" y no está dispuesto a continuar. Asimismo, el máximo responsable local manifestó que ninguno de los dos concejales de su agrupación, Izquierda Unida, están dispuestos a asumir la alcaldía. "Tendremos que ver si alguno de los concejales de la oposición quieren coger este cargo", comentó Román. Habrá que esperar a la sesión plenaria que se celebra a las 20:15 en este pueblo para conocer la postura de los ediles de la oposición del Partido Socialista y del Partido Popular.

La situación del alcalde de Carratraca se repite en muchos municipios de la comarca del Valle del Guadalhorce donde el número de viviendas ilegales es muy elevado, como por ejemplo en el caso de Cártama donde se registran más de 3.000 expedientes abiertos en el Ayuntamiento y ya se han demolido varias viviendas. El regidor municipal de esta localidad, recientemente, manifestó la necesidad de modificar la LOUA en lo referente a la tramitación por la vía penal de los casos que afectan a los regidores y técnicos municipales.

Otro caso reciente fue el del alcalde de Almogía, Cristóbal Torreblanca (PSOE) que en octubre de 2009 fue detenido acusado de un presunto delito de prevaricación urbanística.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios