Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

MARBELLA

Los humedales llaman a la reforestación

  • Critican la desaparición de especies de aves acuáticas como consecuencia de la escasez de cobertura vegetal.

Desde el alba hasta el mediodía, el fin de semana del 17 y 18 de enero Manuel Macías recorrió cada uno de los humedales del término municipal de Marbella, desde la desembocadura del río Guadalmansa hasta río Verde, pasando por el embalse de La Cancelada, Las Medranas, río Guadaiza, pantano Viejo y el lago de Las Tortugas, para contabilizar el número de especies de aves acuáticas en estas zonas. Es uno de los muchos voluntarios de la Sociedad Española de Ornitología (SEO) que durante esos dos días participaron en el censo de aves acuáticas invernantes en la provincia de Málaga y en el resto del país que, como cada año, realizan un seguimiento de las diferentes especies por todo el mapa geográfico.

Marbella cuenta con diversos espacios con un gran valor ambiental por su singularidad y por albergar diversas especies. Refugio de garzas, ánades –patos salvajes– o fochas que cada año viajan desde el norte de Europa a África. Sin embargo, la escasez de cobertura vegetal y la falta de miras por parte de las administraciones en estas zonas han provocado la desaparición de numerosas especies a lo largo de los años. “Los embalses están abandonados desde el punto de vista medioambiental, no hay medidas para corregir eso y cada vez hay menos aves. Lo que proponemos es que se tomen medidas, restaurando la vegetación palustre las aves tendrían refugio para que se sientan seguras. Así no tienen posibilidades de crías”, criticó, por su parte, Antonio Figueredo, miembro de la asociación Marbella Activa y SEO Marbella. “Como consecuencia, las aves quedan totalmente desprotegidas y falta de alimentos”, agregó.

Uno de los humedales más importantes en cuanto a biodiversidad animal del término es el embalse de Las Medranas, al noroeste del municipio –San Pedro Alcántara–, donde habitan dos de los mamíferos acuáticos más amenazados, la nutria y la rata de agua. Ambas especies están estrictamente protegidas por la ley y son escasas en diversos puntos de España. Si bien la instalación deportiva de cable ski en este espacio ha supuesto la principal amenaza, además de la pesca deportiva, para la instauración de una fauna más rica.

En el caso de Río Verde se han llegado a ver especies de gran importancia conservacionista como el calamón común y la focha cornuda, esta última, detectada a finales de 2011 y declarada en peligro crítico de extinción. En este punto, el biólogo y coordinador de SEO Marbella, Manuel Macías, insiste en el control y la eliminación de las plantas invasoras, entre ellas la mimosa y el plumero de la pampa, tanto en este como en otros espacios del término, así como en la restauración del ecosistema mediante la reforestación con especies arbóreas riparias, como el álamo blanco, el taraje y el sauce, lo que contribuiría al enriquecimiento de un mayor número de especies de aves acuáticas.

Por otro lado, uno de los embalses que tiene mayor valor paisajístico es el lago de Las Tortugas, en Nueva Andalucía, frecuentado por un gran número de personas. Para la recuperación de este ecosistema es imprescindible la restauración de la vegetación palustre, compuesta principalmente por la eneja y el taraje, entre otros, formando una pantalla vegetal que sería decisiva para la llegada de nuevas especies de aves acuáticas que hace años desaparecieron de este lugar, como el somormujo lavanco o la garcilla cangrejera. “El ocio y el medio ambiente son totalmente compatibles, pero para ello hay que reforzar este último, y no hay ninguna acción que haga que se regenere la zona para que nazcan especies acuáticas”, manifestó Macías, quien tras el recuento de las aves especificó que “la mayoría son especies generalistas”.

Con la intención de preservar estos lugares tan emblemáticos, la asociación Marbella Activa presentó hace unos años al Ayuntamiento una propuesta que hoy día sigue preservando una mayor importancia para la restauración de, entre otros espacios, el lago de Las Tortugas, haciendo hincapié en dotarlo de una pantalla vegetal que actúe como refugio para las aves y embellecimiento del paisaje. “La administración es la que tiene que educar a la gente y proteger estos espacios para que las aves acuáticas colonicen el territorio”, comentó Figueredo.

Además, también se propuso la instalación de observatorios para la contemplación de las aves. Por último, según se desprende del inventario de espacios naturales de Marbella realizado por la asociación SEO/Birdlife, “se debería tener en cuenta el valor didáctico que conlleva un espacio natural como este y se debería construir un centro de interpretación en los alrededores que funcionase como aula de la naturaleza y fomentase la educación ambiental”. Asimismo, con el fin de dar a conocer estos parajes y ponerlos en valor, instan a la colocación de paneles informativos en los que dar a conocer el ecosistema y su avifauna, algunos de los cuales ya han sido colocados. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios