Juzgados

Un juez de Marbella denuncia que trabajan con ratas y cucarachas

  • Pone en evidencia en el escrito la insalubridad de la sede judicial desde hace varios años

Juzgados de Marbella. Juzgados de Marbella.

Juzgados de Marbella.

Un juez de Marbella ha denunciado públicamente en una carta dirigida al Ayuntamiento y a la Consejería de Justicia así como a diferentes medios de comunicación las deficiencias que sufren las diferentes sedes judiciales de la localidad desde hace años. En concreto, el titular del Juzgado de Primera Instancia número 1 de Marbella, Miguel del Castillo, ubicada en los bajos de un edificio de la avenida Arias de Velasco, asegura en su escrito que trabajan en sótanos llenos de “cucarachas” y “roedores” debido a la humedad e insalubridad que padecen en esta sede judicial.

Una situación que ya ha sido denunciada en varias ocasiones por los sindicatos y por el propio decano de los abogados en Málaga sin que hasta la fecha se haya atajado el problema, pues no es la primera vez que los bajos se inundan de aguas fecales, aparecen excrementos de ratas en los archivos o expedientes mordisqueados por los roedores.

“Este partido judicial, en el que se celebran juicios de una entidad y relevancia sin parangón en España y a la altura, en cuantías, de pocas ciudades de Europa, donde se tramitan investigaciones judiciales contra la delincuencia organizada y las mafias más peligrosas del continente”, continúa Del Castillo, “está al nivel de un pueblo pequeño de un país tercermundista”.

“Da pena viajar por Europa y descubrir que cualquier localidad con un mínimo de relevancia cuenta con unos medios que no tienen ni punto de comparación con los de Marbella, y en el más modesto pueblo se imparte Justicia en instalaciones del siglo XXI (y no en almacenes de muebles con desesperante olor a orina), siempre con una carga de asuntos diez veces menor”, indicó.

El juez Del Castillo critica los “anuncios de inversión que al final resultan inciertos”

Al mismo tiempo, el magistrado critica los “anuncios de inversiones que al final resultan inciertos. Por más que se promuevan iniciativas, por más que se celebren reuniones, hablar nunca sirve de nada, pues no llegan decisiones sabias y valientes”, manifiesta en la carta, donde subraya que “no merecemos trabajar en sótanos o sedes apestadas, llenas de cucarachas, roedores, ventilaciones malolientes cuando no averiadas. En definitiva, los ciudadanos no deberían admitir esta maldita cutrez”.

“He llegado a la conclusión de que los políticos se han olvidado de la Justicia. En este caso, es que ni siquiera discrepan. Por eso entiendo que deben agradecer que alguien se lo diga”, concluye.

Mientras tanto, esa misma tarde, la alcaldesa de Marbella se reunía con representantes de la Plataforma Pro Centro Judicial Costa del Sol Occidental para abordar el proyecto del futuro Palacio de Justicia para trasladarles que “tanto el Ayuntamiento como el Gobierno andaluz estamos trabajando ya en la posibilidad de que esta infraestructura vital para la ciudad se asiente en otra ubicación” tras recordar “la decisión del Gobierno de descartar la utilización del edificio anexo al hospital para este fin”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios