Turismo

Un 'Caminito' para el Tajo de Ronda

  • Además de una pasarela en las cornisas se trabaja en recuperar los caminos y dotarlos de iluminación

  • La ampliación de los recorridos busca favorecer las pernoctaciones en la ciudad

Camino que conduce hacia la base del Puente Nuevo. Camino que conduce hacia la base del Puente Nuevo.

Camino que conduce hacia la base del Puente Nuevo. / Javier Flores (Ronda)

El Ayuntamiento de Ronda anunció recientemente que había contactado con el arquitecto responsable de la rehabilitación del Caminito del Rey, Luis Machuca, para tratar de salvar la anunciada pasarela sobre las cornisas del Tajo de Ronda que estaba llamada a ser un nuevo gran atractivo y que sigue paralizada por la burocracia y las discrepancias entre varios organismos oficiales que no terminan de ponerse de acuerdo sobre el trazado ideal y la altura a la que debe ir el mismo.

Ahora se depositan las esperanzas en este conocido arquitecto para que trata de encontrar una solución al bloqueo y así poder ejecutar un proyecto que sería el aspecto más atractivo de una actuación que es mucho más amplia y que engloba a la totalidad de la garganta del Tajo y las murallas cercanas.

En este sentido, el delegado municipal de Turismo de Ronda, Ángel Martínez, explicó que “con esta actuación buscamos hacer más larga la visita a la ciudad y con la iluminación pues la necesidad de visitar Ronda por la noche y favorecer así la pernoctación en la misma”.

Y es que a pesar del gran número de visitas que recibe Ronda cada año, con excepción del pasado 2020 a causa de la pandemia, el porcentaje de pernoctación es muy bajo si lo comparamos con este gran flujo de turistas que suele acoger.

Por ello, desde hace unos años se apostó por tratar de hacer accesibles y seguros muchos de los caminos que rodean el casco antiguo y se emprendió un amplio proyecto de recuperación de los mismos que también incluía la iluminación nocturna de algunos de ellos. Otro aspecto que también busca es que el turista decida quedarse en la ciudad para poder disfrutar de estos espacios de un modo diferente al habitual.

En la actualidad son ya varios los caminos rehabilitados, como el que permite descender desde el casco antiguo rondeño hasta el Arco del Cristo o la Puerta del Viento, ambos monumentos situados ya a media ladera de las cornisas. Un recorrido que s posible realizar también durante la noche y que cuenta con miradores con impresionantes vistas el Puente Nuevo, otro monumento que durante las noches permanece iluminado y que permite su observación desde este recorrido.

Precisamente, como continuidad de este recorrido se plantea la recuperación del camino que conduce hasta la base del Puente Nuevo y que alcanza el cauce del río Guadalevín. Este tramo sería la primera fase de la futura pasarela que permitiría completar el recorrido de la garganta que conforma el conocido cortado rondeño y que divide a la ciudad en dos, llevando al visitante hasta el entorno de los Baños Árabes, uno de los espacios con mayor valor patrimonial de la ciudad y que es uno de sus grandes desconocidos, ya que en la actualidad no se encuentra dentro de los recorridos que suelen realizar la mayoría de visitantes de la ciudad. Allí, además de los propios Baños Árabes se encuentran otros dos puentes, el Arco de Felipe V, la fuente de los Ocho Caños, curtidurías, la Casa del Rey Moro y otro camino recuperado que permite volver al casco urbano rodeando las murallas o por el interior de las mismas, siempre con la piedra de las paredes de la iglesia del Espíritu Santo al fondo.

Además, también se proyecta la recuperación de los caminos que conducen hacia los restos de los viejos molinos de harina que existía a modo de casas colgantes en la propia cornisa del Tajo y que en la actualidad se encuentran ocultos entre la abundante vegetación, con la excepción de los situados en la parte baja del camino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios