Turismo

El arquitecto del Caminito del Rey para salvar la pasarela del Tajo

  • El Ayuntamiento de Ronda busca obtener una solución para este proyecto que lleva años bloqueado

Camino que conduce a la base del Puente Nuevo de Ronda Camino que conduce a la base del Puente Nuevo de Ronda

Camino que conduce a la base del Puente Nuevo de Ronda / Javier Flores (Ronda)

La construcción de una pasarela que discurra por la garganta del Tajo de Ronda con el objetivo de dar un revulsivo al turismo de la ciudad nació poco tiempo después que la remodelación del recorrido del Caminito del Rey. Sin embargo, la realidad actual es muy diferente en cada caso. El primero es un proyecto bloqueado por la burocracia de la Junta de Andalucía, con la Consejería de Cultura y la Confederación Hidrográfica del Sur como protagonistas. Mientras Cultura busca bajar lo máximo posible la estructura para evitar impacto visual, desde el organismo de cuencas intentan subirlo lo más posible para evitar que le puedan alcanzar las crecidas del río. Y en esa lucha interna en la que nadie cede; en pro de encontrar una solución intermedia que haga viable la actuación, se encuentra atrapado el Ayuntamiento de Ronda que desde hace años trata de desbloquear sin éxito el proyecto.

Ahora desde el Consistorio rondeño han lanzado un nuevo intento para tratar de conseguir hacer realidad la iniciativa y han recurrido al arquitecto que diseñó la rehabilitación del Caminito del Rey, Luis Machuca, para tratar de conseguir amoldar la posible estructura a las condiciones exigidas por los organismos implicados y lograr así darle vía libre.

De hecho, Machuca, visitó el pasado viernes junto al delegado municipal de Urbanismo, Jesús Vázquez, y el director del museo municipal, Bartolomé Nieto, la garganta del Tajo para conocer el espacio sobre el que se pretende desarrollar la idea.

Mientras tanto, sí que parece que se encuentra más avanzado el proyecto para adaptar el primer tramo del conjunto del recorrido y que permitiría a los visitantes acceder hasta la base del Puente Nuevo sobre el Tajo rondeño mediante el conocido como Camino de Sevilla, algo que hasta ahora hacían los visitantes con bastante frecuencia y que entraña un cierto peligro al no disponer de barandillas protectoras sobre el cortado y porque tampoco se utilizan cascos que puedan protegerlos si se desprenden cascotes de las laderas, ya que discurre a media altura sobre el cortado rondeño.

El Consistorio también tendría avanzado un posible acuerdo con los propietarios de la conocida como Casa de Manolillo, que se ubica justo en el punto de inicio del este camino y que pretende que sea el lugar en el que se ubique un punto de control para el acceso una vez que se produzca su acondicionamiento.Una actuación que también incluye la recuperación de los caminos que discurren sobre diferentes zonas de las cornisas del Tajo y que en algunos casos ya han sido rehabilitados y se han dotado de miradores o se encuentran en proceso de rehabilitación en estos momentos.

De este modo, se busca que los visitantes se puedan acercar y conocer desde otro punto de vista el famoso monumento natural que confiere fama internacional a la ciudad y le otorga su sobrenombre. Hasta el momento, la mayoría de las posibilidades de verlo es desde las zonas superiores desde las que observa la garganta. Además, recorrer todos los caminos y la propia pasarela, si llega a ejecutarse, requeriría para cualquier visitante emplear una jornada completa, lo que vendría a ayudar a ampliar las pernoctaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios