Semana Santa

La hermandad de la Sagrada Cena de Málaga aprueba el cambio de sede canónica a la parroquia de Santo Domingo

  • Los titulares ya residen en el templo desde enero por las obras en la iglesia de los Santos Mártires

  • Se trata del quinto templo en el que reside la corporación nazarena desde su fundación

El trono de la Sagrada Cena sale de su casa hermandad. El trono de la Sagrada Cena sale de su casa hermandad.

El trono de la Sagrada Cena sale de su casa hermandad. / LM Gómez Pozo

La hermandad de la Sagrada Cena ratificó este pasado lunes por mayoría absoluta en un cabildo extraordinario que su nueva sede canónica sea la parroquia de Santo Domingo. Actualmente, el señor de la Sagrada Cena y la virgen de la Paz ya residen en el templo perchelero debido a las obras que se están acometiendo en la iglesia de los Santos Mártires desde el pasado mes de enero.

De esta manera, la corporación del Jueves Santo compartirá sede canónica, si el Obispado da su visto bueno, con otras hermandades de la Semana Santa de Málaga como son la congregación de Mena, la cofradía de Dolores del Puente o la hermandad de la Humillación.

La ubicación en el templo la determinará el párroco del mismo, sin embargo, actualmente se encuentran en la capilla de la archicofradía del Paso y la Esperanza, un espacio muy abierto que permite contemplar la escena de la Sagrada Cena con los 12 apóstoles con gran acierto. Esta capilla fue utilizada por la citada corporación hasta que se construyó su basílica, y más recientemente durante las obras de adecuación de su sede canónica que se realizaron el año pasado.

Este cambio de sede canónica se recoge ya en los nuevos estatutos adecuados según el decreto del obispo también en el cabildo que celebró la corporación. La modificación cuenta con el beneplácito de los párrocos de la iglesia de los Mártires y de la parroquia de Santo Domingo, Felipe Reina y Antonio Jesús Carrasco, respectivamente.

De esta manera, el templo perchelero es la quinta sede de la hermandad de la Sagrada Cena desde su fundación en 1924. Los orígenes de la corporación se remontan al Santuario de la Victoria, donde estuvieron más de 40 años. A finales de los años sesenta fue cuando la corporación decidió trasladarse a la capilla de la Estación, en el barrio del Perchel, allí los hermanos fueron testigos de uno de los episodios más trágicos, el incendio de 1969.

Ya en 2005, debido a la reforma de la estación de ferrocarril, la cofradía se traslada a su actual casa hermandad en la calle Compañía, que sirvió como oratorio para las sagradas imágenes titulares durante cuatro años. Y desde el año 2009 han permanecido en la céntrica iglesia de los Santos Mártires, junto a la capilla de la archicofradía de Pasión. Ahora de nuevo, las imágenes de la Sagrada Cena y María Santísima de la Paz reciben culto en el barrio del Perchel 15 años después de abandonar su capilla de la Estación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios