El minutero

Lo que está por venir

  • 16 tronos en las calles de Málaga, el próximo 30 de octubre

El Descendimiento en procesión en 2019.

El Descendimiento en procesión en 2019. / Jesús Mérida

A menos de nueve días para la procesión Magna con motivo del centenario de la Agrupación de Cofradías de Málaga, la ciudad se prepara para tenerlo todo a punto, el comienzo del otoño se convierte en una atípica Cuaresma tras dos años sin tronos en la calle.

Y es que el último fin de semana de octubre, el sábado 30, está marcado en rojo para propios y extraños.

En las albacerías la actividad es frenética, limpieza y preparación del trono, colocar la cera, repartir los puestos a los miles de hombres y mujeres de tronos que portarán los 16 tronos. Si le apetece sacar uno, el Descendimiento necesita portadores.

Dentro de estos preparativos pudimos ver cómo los archicofrades de la Sangre trasladaron el pasado sábado por la mañana el trono del Cristo a la casa hermandad de Estudiantes.

Y es que aunque las 16 corporaciones nazarenas sólo saquen uno de sus titulares, el trabajo en las casas hermandad no para. Que se lo digan a cualquier área, los equipos de redes sociales están en plena efervescencia informando de todo lo que pasa casi al minuto. Secretaría se multiplica para atender todos los frentes, escritos de última hora, similar al trabajo de los albacea, este año con mayor intensidad, hay que comprobar que todo funciona perfectamente.

Muchos cofrades de otras localidades hermanas vendrán a compartir y disfrutar de este día. Para que todo salga perfecto no estaría de más que las entidades locales colaborasen tal y como lo hacen cada Semana Santa, que luego vienen buscando la foto y el martillo para tocar la campana.

Traslados previos a la Magna

Como en cada Cuaresma, también habrá traslados.

  • Dos vírgenes, Dolores de la Expiración y la Esperanza lo harán el viernes.
  • Gitanos lo hará el sábado en un centro lleno de procesiones, las extraordinarias de la Paloma y de la Oliva. La Sangre aprovechará el tradicional rosario de Consolación y Lágrimas para llevarla a la casa hermandad.
  • Fusionadas madruga el domingo y lleva a su casa hermandad a Exaltación, Mayor Dolor y San Juan. Pollinica a media mañana.
  • El martes le toca al Rescate en su breve traslado de calle Agua.
  • El miércoles llega el turno de dos crucificados, Esperanza en su Gran Amor y Buena Muerte.
  • Al día siguiente, jueves, El Rico y Sentencia dejarán por unos días la parroquia de Santiago y más tarde será llevado a su casa hermandad el Descendimiento.
  • El último en trasladarse será el Sepulcro, horas antes de salir en procesión. Por si fuera poco, tras la magna vendrán las vueltas de estos traslados.

En clave cofrade, nuevas calles para las imágenes participantes, el recorrido oficial de la Magna incluye el paseo del parque hasta el ayuntamiento. A falta de conocer los itinerarios definitivos, la principal novedad pasa por Santo Domingo y esa zona del Perchel. El Cristo de la Esperanza en su Gran Amor recorre ese entorno para llegar a la Alameda. La Cena sale de esa parroquia y la Esperanza retoma para esta procesión ese camino a su vuelta. Los horarios tempranos que se prevén nos deparará estampas nuevas, más luz. Recuerden que esa noche a las 3 serán las 2 y aún habrá algún trono por la calle. Algo inédito será el acompañamiento con banda se música de los Dolores de San Juan. Ellos, Sepulcro y Sangre han publicado sus repertorios.

14 horas de procesiones

Ahora pensemos en el día 30.

¿Está preparado para afrontar 14 horas de procesiones? Recuerde que hay calles como Carretería que están cortadas. ¿Cómo andamos de forma física? Quién lo quiera, la Agrupación vende sillas para contemplar la Magna.

Y algo que en especial importa, cómo andan nuestras emociones. Nervios, ilusión. Muchas lágrimas de felicidad preveo, será incontrolable, será algo grandioso, será como si fuese Domingo de Ramos. Reencuentros, besos, abrazos y mascarillas. Volvemos a la calle, con la Magna la normalidad queda más cerca.

Y un dato importante, las cofradías vuelven a hacer culto público en las calles de la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios