Semana Santa

La provincia devota

  • El Ecce Homo en Vélez, el Cautivo en Marbella y Benalmádena y el Rescate en Antequera, entre las procesiones que ayer llenaron las calles

RECOGIMIENTO, fervor, devoción... Las procesiones, gracias al buen tiempo, llenaron hasta el último rincón de la provincia para alegría de cofrades y turistas.

ANTEQUERA

El Rescate volvió a procesionar ayer por las calles de Antequera arropado por una ingente cantidad de penitentes, además de una enorme multitud que se agolpó a lo largo del recorrido que se inicio en la iglesia de la Trinidad.

Tal es la dimensiones de los penitentes, vela en mano, que caminan tras el trono de Jesús del Rescate que esta cofradía ofrece una imagen nada habitual, al procesionar la imagen de Virgen de la Piedad y la banda que acompaña al Cristo delante de su trono. Un orden inverso al habitual que suele llamar mucho la atención entre aquellos que por primera vez están en su estación de penitencia y que suelen preguntar qué motiva dicho cambio. Además, otra de las imágenes llamativas son las casi 100 mujeres vestidas de mantilla que acompañan a la Virgen de la Piedad, hasta el punto de que se puede ver a niñas de costa edad abriendo este cortejo.

Todo ello acompañado por el sonido de las saetas en diferentes puntos del recorrido, que es otra de las señas de identidad de esta cofradía antequerana.

MARBELLA

La noche del Martes Santo en Marbella es la noche de Nuestro padre Jesús Cautivo y María Santísima de la Encarnación, Santa Marta y María. Sobre los hombros de 60 portadores se meció por el centro de la ciudad la túnica blanca del Cautivo acompañado por 70 nazarenos adultos y 60 niños que componían el cortejo del Sagrado Titular, una talla de Manuel Ramos Corona que recorrió las calles del casco antiguo sobre un trono de madera estofado en oro perteneciente a la escuela sevillana y cuyo origen se remonta a 1942. Tras el Cautivo salieron de la iglesia de la Encarnación María Santísima de la Encarnación, Santa Marta y María acompañadas de 30 mantillas, 40 hombres de cetro y portadas por 60 hombres de trono que bajo sus túnicas negras sacaron en procesión las tres imágenes sobre un trono repujado en plata realizado por los talleres de orfebrería malagueña de Cristóbal Martos.

VÉLEZ

El Martes Santo veleño se extiende a lo largo de la ciudad, desde Los Olivos hasta la zona de la antigua estación llegaron los penitentes con el anhelo de acompañar a sus titulares un año más. El Paseo Nuevo era un hervidero, todo listo en La Carrera para ver a la Virgen de los Dolores y recibir al Ecce Homo. A su salida, petalada desde los balcones de su barrio para encarar calle Clavel hacia Capuchinos. Nutrido cortejo el de esta hermandad a pesar de las ocho horas de recorrido. Muy lucido su paso por calle Félix Lomas donde se encuentra la antigua iglesia del Monasterio de Nuestra Señora de Gracia (Las Claras) donde se constituyó la hermandad. Y un año más se cumplió la tradición. Manos entrelazadas y unión de horquillerías en el Paseo Nuevo. Los hermanos de la Real Cofradía del Dulce Nombre de Jesús y María Santísima de los Dolores se encontraron con los del Ecce Homo cuando estos entraron en el casco antiguo.

BENALMÁDENA

En Benalmádena, el Señor Jesús Cautivo y la Virgen de la Esperanza lucieron esplendorosos. Los portadores tuvieron que realizar un esfuerzo ya que los dos tronos tienen que salir a brazos. El Señor fue en un trono que combina la madera y la orfebrería. La imagen fue flanqueada por dos arbotantes y cuatro ánforas con flores. La banda de música de la Vera+Cruz de Almogía puso los sones tras el trono del Señor. La Virgen de la Esperanza se paseó en un trono adaptado que perteneció a la Hermandad de la Zamarrilla y llevó a la banda de música de la Expiración. El momento más emotivo se vivió en el encierro. Los dos tronos caminaron a las órdenes de una campana mientras se entonaba el himno del Cautivo. El barrio del Calvario vivió su día grande con la Cofradía Sacramental del Santísimo Cristo de la Sentencia y Nuestra Señora del Calvario en sus Misterios Dolorosos. Llama la atención el grupo escultórico del Señor, conformado por Claudia Prócula, Pilatos, un cicerone, el lector de la sentencia y dos centuriones romanos. No hay muchos misterios a lo largo de la Costa del Sol. Ambas imágenes salieron de las gubias de José Dueñas Rosales.

FUENGIROLA

Fuengirola también tuvo una jornada cofrade en donde la cantera es la protagonista. Desde el interior de la parroquia del Carmen salieron las imágenes del Señor Orando en el Huerto y la Virgen del Dulce Nombre de la Salud. La peculiaridad de esta procesión está en que todos los componentes son niños.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios