Unicaja

Juanma Rodríguez regresa 11 años después como director deportivo

  • El encargado de esta vertiente en la época dorada del club regresa al cargo que ejerció durante 16 años, desde 1994 a 2000

Juanma Rodríguez, en Los Guindos.

Juanma Rodríguez, en Los Guindos. / Unicaja B. Fotopress

Juan Manuel Rodríguez Marín (Málaga, 1962) fue nombrado de manera oficial nuevo director del Unicaja, como era esperado desde hacía tiempo. La confirmación de Antonio Jesús López Nieto como presidente agiliza los asuntos pendientes y Rodríguez comenzará su segunda etapa en la entidad. La primera fue longeva, desde 1994 a 2010. Será presentado la próxima semana.

Es una situación extraña el desembarco de un director deportivo en pleno verano relevando a otro, con un entrenador que no ha elegido, todavía con fichajes pendientes y a punto de comenzar la pretemporada, pero es la coyuntura que se ha dado después de la excesiva dilación en tomar decisiones en la entidad. Rodríguez acabó una etapa de tres años en Sevilla al mando deportivo del Coosur Betis, un club de rango menor actualmente al Unicaja pero en el que ha hecho una buena labor, ascendiendo al equipo desde la LEB y manteniéndolo durante dos temporadas en la ACB. De hecho, el Betis le ofreció su continuidad, pero ante la posibilidad abierta de volver a casa, Rodríguez prefirió aguardar.

Rodríguez regresa al club de donde salió en 2010. Había vivido todo el ascenso del club, desde la fusión de 1992, cuando confluyó el músculo económica de Caja de Ronda con el capital humano de Maristas. Allí fue jugador, fue parte del equipo que en 1988 ascendió a la ACB por primera vez. Después de que Javier Imbroda prescindiera de él tras subir, se retiró con 25 años y fue delegado, entrenador de cantera y ayudante en el equipo colegial. Cuando se produjo la fusión, poco después fue elegido director deportivo de la entidad cajista, como lo es casi 30 años después de nuevo.

Vivió en primera persona la fiebre del subcampeonato del 95, la primera Euroliga y la consolidación en competiciones europeas y zona de play off. Con la apuesta del banco decidida por el club, a finales de siglo se elevó el nivel y se apostó por Boza Maljkovic tras la transición de Pedro Ramírez después de la era Imbroda. En sus 18 años en el cargo sólo tuvo seis entrenadores. Imbroda, Ramírez, Maljkovic, Paco Alonso, Sergio Scariolo y Aíto García Reneses, síntoma de continuidad. En aquella época su labor quedó un tanto oscurecida por la presencia de entrenadores de gran personalidad y jerarquía, pero todos hablan a posteriori de él como una persona clave para que el entramado funcionara y se vivieran los años más exitosos del club. Fue elegido ejecutivo del año por la Euroliga en 2007 después de que el club alcanzara su cénit con la Final Four de Atenas. Precisamente, fue importante en la apuesta del club por la Euroliga y ahora le tocará manejar un proceso inverso en la Basketball Champions League.

Desde que salió del Unicaja, el directivo malagueño no ha dejado de estar en contacto con el baloncesto. Organizó el torneo Costa del Sol desde su cargo en Deportes de la Diputación de Málaga. La provincia organizó distintos torneos de base en esos años (Campeonatos de Andalucía, España, Adidas Next Generation en Coín) y, paralelamente, trabajó ocho años con Cleveland Cavaliers como consultor en Europa. Algo que le permitió abrir la mente y conocer otras maneras de trabajar con el roce con la mejor liga del mundo, la NBA. A pesar de ello, tenía el gusanillo de volver a trabajar en primera línea. Después de un par de proposiciones, le sedujo la del Betis, que contactó cuando descendió a LEB Oro. En Sevilla tuvo un trienio productivo, formó un grupo de trabajo (con secretario técnico, el vitoriano Asier Alonso, una figura de la que carece el Unicaja en su organigrama) que cumplió con los objetivos. Curro Segura estuvo dos años y medio y Joan Plaza media temporada.

Llega Rodríguez en una situación complicada a la entidad de nuevo. Es una entidad distinta en sus pretensiones y ambiciones de la que se marchó. En sus 10 últimas temporadas en el cargo, el equipo jugó nueve semifinales de ACB. Ahora, sólo jugó tres en los últimos 11. Es un dato de cómo ha bajado el club resultados en los últimos años. Conectar con jugadores y entrenador, crear un clima de trabajo adecuado, jerarquizar y poner orden en el aspecto deportivo y, junto al nuevo presidente, que apostó por Rodríguez hace años para llegar los deportes de la Diputación y vuelve a hacerlo para llevar las riendas en el club, recuperar peso en las instituciones baloncestísticas, algo que trabajó bien en la Euroliga en su etapa previa. Obtuvo sus títulos de Liga Endesa, Copa del Rey y Copa Korac. Ahora, en un contexto distinto, con menor inversión de la que se fue, le toca optimizar la vertiente deportiva del Unicaja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios