unicaja

Rubén Guerrero: "No se olvidan de mí"

  • El pívot marbellí, sorpresa en la lista de Scariolo, feliz por su convocatoria: "Estaba en clase cuando me llamó"

Rubén Guerrero. Rubén Guerrero.

Rubén Guerrero. / SOUTH FLORIDA

Aunque los focos mediáticos del baloncesto malagueño estaban puestos sobre Alberto Díaz y su más que previsible convocatoria con la selección, rápidamente le tocó compartir atención después de que en la lista de Sergio Scariolo se pudiera leer el nombre de Rubén Guerrero, la gran sorpresa. El pívot marbellí, que defenderá desde esta temporada los colores de la Universidad de Samford en la NCAA, fue el primero de los sorprendidos. Así se mostraba en una entrevista concedida para Ser Deportivos Málaga.

"No me esperaba nada la llamada, me pilló completamente de sorpresa. Yo estaba en clase cuando Scariolo me mandó un mensaje por WhatsApp", recuerda sobre el momento en que recibe la noticia. Estará en Benahavís del 16 al 23 de julio, en la primera concentración de la selección para entrenar y participar en los amistosos ante Israel. "Y encima estaré al lado de casa, es perfecto", afirma.

La llamada de Scariolo es más que un mero reconocimiento a su buen trabajo en la NCAA pese a los problemas vividos la pasada campaña en South Florida. Para Rubén Guerrero supone algo más: "Me gustó muchísimo que aunque esté todavía aquí [en Estados Unidos], lleve tres o cuatro años fuera de España y que por allí no se me vea, aún me tengan en su mente. Me tienen en cuenta, siguen mi crecimiento aquí y no se han olvidado. Sé que hay muchos jugadores de calidad en España, pero aún me consideran uno de ellos".

Guerrero regresará a España el 11 de julio antes de incorporarse a la concentración. Mientras, pasa los días ya instalado en su nueva casa. Tuvo que cambiar por los problemas que se acumulaban en South Florida. "Estoy en Birmingham, en mi nueva universidad, la de Samford, que está por el centro de Alabama. Vine aquí porque en la que estaba no funcionaban las cosas muy bien, tuvieron conflictos y acabaron despidiendo a los entrenadores, la situación no era muy buena", recuerda, contento con el cambio: "Mejor que mi anterior universidad eran casi todas, no ganábamos ningún partido. Ahora puede que el nivel de su conferencia no sea tan fuerte, pero estoy contento porque la situación es mucho mejor, aquí puedo tener una estabilidad".

Por normativa de la NCAA, Rubén Guerrero no podrá jugar esta temporada tras el traspaso. Y en verano "sólo podemos entrenar dos horas de baloncesto a la semana. Seguimos nuestra rutina y echamos pachangas, pero los entrenadores sólo pueden mirar, no participan fuera de esas dos horas". Continuará así sus estudios de Finanzas y Economía, de los que tiene dos años por delante, para después intentar regresar a España: "Yo me fui para sacarme una carrera y jugar al baloncesto a la vez, que en España es muy complicado. Ojalá llegar a la NBA, pero lo que a mí me gustaría es jugar en la ACB y jugar en la selección española". Esto último, por lo pronto, lo podrá hacer realidad muy cerca de su casa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios