Unicaja

Un nuevo marco de contratación de jugadores en la ACB

  • Hay un borrador con la Federación que contempla desde la 2021/22 tres 'extranjeros' y un jugador más de formación (cinco) si hay 13 fichas con un cambio en el criterio 

  • Queda el visto bueno de la ABP, renuente, y del CSD

Perspectiva del Carpena. Perspectiva del Carpena.

Perspectiva del Carpena. / Javier Albiñana

Cambio a la vista importante en el marco de contratación de jugadores en el baloncesto español. Como informó Encestando, la ACB y la FEB tienen avanzando un acuerdo, que deberá ser refrendado por la ABP, en principio renuente a los términos, y, en última instancia, por el Consejo Superior de Deportes, que debe dar el visto bueno al cambio de normativa.

Un cambio sustancial es que se permitiría un tercer jugador 'extranjero' que no sea comunitario ni cotonou. En esencia, jugadores estadounidenses más australianos o argentinos. Actualmente está el subterfugio de los pasaportes de conveniencia para sortear esta limitación, que no existe en las competiciones europeas, en Euroliga o Eurocup. A cambio, se instauraría una quinta licencia de jugador de formación, el clásico cupo nacional, para aquellos equipos que inscribieran más de 12 jugadores.

El borrador del acuerdo se presentó en la última Asamblea de Clubes, síntoma de que la sintonía está cercana. Pero falta el visto bueno del ABP, que no ve claro el beneficio de la medida y piensa que el tercer 'extranjero' perjudicaría al jugador español. En otros países europeos, como Italia, esa distinción se difuminó y hay más libertad para contratar estadounidenses. También tiene que pasar por el filtro del Consejo Superior de Deportes para que sea aprobado. Pero es el marco en que clubes y Federación han trabajado para que rija desde la temporada 2021/22. En el caso del Unicaja, con un núcleo de seis españoles (Alberto Díaz, Jaime Fernández, Carlos Suárez, Francis Alonso, Darío Brizuela y Rubén Guerrero), no habría problemas. Igualmente, sólo tiene una ficha de 'extranjero' en uso, la de Abromaitis.

Hay otro cambio bastante importante en el borrador. Si actualmente para que un jugador foráneo contara como de formación debía jugar al menos seis meses como junior y otros dos años como senior en equipos de formación españoles, la norma sería ahora más restrictiva. Exigiría al menos ocho meses más dos temporadas completas hasta el segundo año junior para contar como cupo. O sea, que el tope para empezar a contar sería contratar a jugadores en el segundo año de cadete. Es más complicado logísticamente, también por criterios deportivos y humanos, fichar a menores de 16 años. La Federación pelea para que esos cupos sean casi siempre jugadores seleccionables. 

Eso sí, habría una disposición transitoria para que los jugadores que actualmente cumplen los requisitos vigentes y ostentan la condición de jugadores de formación la mantuvieran tras la firma del convenio. Sería más un cambio a medio y largo plazo en el mercado porque obligaría, sobre el papel, a que hubiera más jugadores nacionales o adelantar la edad habitual de reclutamiento de jugadores foráneos.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios