Vivir

Desescalada Málaga: Portátiles para ayudar en la recta final

  • Una veintena de jóvenes de la Asociación Arrabal-AID recibe equipos informáticos

Dos jóvenes de la Asociación Arrabal-AID con uno de los portátiles. Dos jóvenes de la Asociación Arrabal-AID con uno de los portátiles.

Dos jóvenes de la Asociación Arrabal-AID con uno de los portátiles. / EP

Una veintena de jóvenes de la Escuela de Segunda Oportunidad de la Asociación Arrabal-AID podrán seguir sus estudios en la recta final del curso en condiciones más ventajosas al beneficiarse de la donación de 15 ordenadores portátiles efectuada por la Fundación Accenture, que se complementa con la donación de tarjetas SIM 4G con conexión gratuita a Internet por parte de Fundación Orange, a través del proyecto Empresas que Ayudan de la Fundación CEOE, para facilitar su acceso a la red.

De esta forma, ambas compañías han respaldado la campaña lanzada desde la entidad sin ánimo de lucro para romper la brecha digital de familias vulnerables y personas en riesgo de exclusión, una problemática que se ha visto acentuada durante los días de confinamiento y el incremento de clases y tutorías online, según ha explicado Arrabal en una nota de prensa.

El alumnado de la Escuela de Segunda Oportunidad (e2O), con edades comprendidas entre los 18 y 29 años, recibirá este soporte informático y digital fundamental para la preparación de los próximos exámenes de cara a la obtención del título de Secundaria de Adultos (ESA) y Bachillerato.

La responsable de la e2O de Arrabal-AID en Málaga, Esther Gaona, ha detallado cómo estas herramientas “permitirán a los jóvenes conectarse a sesiones virtuales de orientación laboral y capacitación profesional a través de plataformas vía streaming y el propio campus de Arrabal-AID así como asistir a webinars y encuentros online para el intercambio de experiencias motivadoras para animarles a continuar”.

Arrabal-AID ofrece a través de la escuela de segunda oportunidad recursos de orientación y acompañamiento laboral para jóvenes vulnerables además de un marco propio para favorecer el retorno a la enseñanza reglada de aquellos menores de 30 años que no llegaron a finalizar sus estudios de secundaria o bachillerato.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios