Las actuaciones previstas en el Plan del Puerto siguen sumando retraso

Ninguna de las grandes obras del plan especial, a excepción de la estación marítima, está aún terminada · Linde augura que la remodelación de los muelles 1 y 2 estarán para primavera de 2010

Sebastián Sánchez / Málaga | Actualizado 20.01.2009 - 01:00
zoom
Share
2008 cierra sus puertas con las obras del puerto empantanadas. Ninguna de las grandes intervenciones con las que se pretendía regenerar este espacio y abrirlo a la ciudad es aún realidad y ello a pesar de que el calendario de la inmensa mayoría de las obras apuntaba al pasado como el año en que estarían finalizas. En estos doce meses ni la reforma de los muelles 1 y 2, que ahora se posponen a la primavera de 2010, ni el complejo de oficinas que se levantará en Muelle Heredia ni el Auditorio, como algunos ejemplos, se han ceñido a los plazos originales.

Estos son sólo algunos de los proyectos del ya legendario Plan Especial del Puerto, cuyos orígenes se remontan casi dos décadas, y sobre el que parece recaer una maldición de difícil explicación. Este periódico publicó a finales de noviembre de 2004 una amplia información en la que, con detalle, se recogían las previsiones temporales de cada una de las intervenciones. La conclusión era clara: los equipamientos, aparcamientos, oficinas, puertos deportivos planteados iban a estar listos en 2008. Pero a día de hoy, a excepción de la estación marítima, no hay nada terminado.

La imagen actual del puerto es la de un espacio marcado por las obras y por el retraso. El propio presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique Linde, admite la demora en las acciones, aunque apostilla que en 2009 "la pretensión es que se esté trabajando en toda la franja entre la estación marítima y San Andrés". "Es el año en que se va a dar el último impulso a todas las fases", apostilla.

Entre las acciones a desarrollar en este año destaca la ampliación de la estación marítima, intervención que habrá de adelantarse un año ante el evidente éxito de Málaga como punto de paso de cruceros o puerto base. 2008 ha cerrado con 353.000 cruceristas, un 20% más que el año anterior. Para antes estará el atraque norte de la estación, que permitirá el amarre de buques de hasta 300 metros.

Los primeros retrasos se observan en el muelle 1, que está siendo reformado para convertirse en una gran zona comercial, con una inversión prevista de 36 millones y que contará con más de un millar de plazas de aparcamiento. Este espacio, de acuerdo con el calendario, ya tendría que estar abierto al público, aunque Linde insiste en que la previsión era de finales de 2009. Los problemas surgidos con la contratista original, Udisa, que vendió su parte del proyecto, lastraron el desarrollo del proyecto. En este mismo muelle el plan especial prevé un atraque con unos 30 amarres para embarcaciones de más de 15 metros de eslora.

La siguiente parada es el Palmeral de las Sorpresas, diseñado por el arquitecto Jerónimo Junquera, con el que se pretende unir el Parque de Málaga con el puerto y abrirlo al uso ciudadano. Los problemas económicos de la empresa a la que la Junta de Andalucía adjudicó la obra, Tiferca, la obligaron a ceder el proyecto a una nueva firma, Heliopol, que acaba de retomar las actuaciones. "Calculo que para primavera de 2010 estará terminado", apuntó Linde.

Otra de las asignaturas que el Puerto tiene pendiente desde hace años es el uso terciario que pretende darle al Muelle Heredia, aunque para ello tendrá que conveniar antes con la Agencia Tributaria la permuta del inmueble que ocupa, lo que podría ocurrir este año. Tras superar este trámite se sacará a concurso la construcción y explotación de los cuatro edificios de oficinas, con un techo de 26.000 metros, que se levantarán en este punto.

Otro de los grandes hitos proyectados es el Auditorio, que quedará fijado en la plataforma de El Bulto. Este equipamiento, impulsado por el Gobierno central, el Ayuntamiento de Málaga y la Junta de Andalucía, tuvo un avance importante hace apenas unas semanas, cuando el Consejo de Administración del Puerto acordó ceder de manera gratuita al consorcio creado para la construcción del inmueble la parcela sobre la que se levantará, de unos 31.000 metros cuadrados de techo. La inversión rondará los 55 millones y el plazo no permite augurar la inauguración antes de 2012.

Lo que ha quedado plenamente descartado, según el presidente del Puerto, es el Teatro Antonio Banderas, que se pretendía localizar en una parcela contigua a la del Auditorio. "El uso de este suelo se estudiará bien, porque podría ser la última parcela que quede en la unión del puerto con la ciudad", comentó.

En las proximidades, justo en la desembocadura del Guadalmedina se mantiene la construcción de un puerto deportivo con casi 600 amarres, con el que dar respuesta a la alta demanda existente en la ciudad. La iniciativa lleva acumulando varios años de retraso debido a los cambios que se han introducido en el plan especial. Una vez finalizado este documento, el Puerto confía en que en unos meses se pueda dar salida a la licitación de los trabajos constructivos, que irán ligados a la explotación.
0 comentarios
Normas de uso

Este peri�dico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta secci�n y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo o discriminatorio.

Nuevo comentario
PUBLICIDAD