Ciedes aboga por llevar fuera del Centro el auge de las viviendas turísticas

  • Marca entre las prioridades del Plan Estratégico a 2020 la necesidad de planificar el fenómeno turístico en la capital

Vista aérea del río Guadalmedina. Vista aérea del río Guadalmedina.

Vista aérea del río Guadalmedina. / javier albiñana

Málaga adapta su estrategia de desarrollo a los nuevos objetivos de crecimiento marcados por la Unión Europea en el horizonte del año 2020. Para ello, tras meses de trabajo y estudio, la Fundación Ciedes acaba de presentar un documento en el que marca las prioridades de la acción a impulsar en este periodo. Si bien la redefinición del plan estratégico de la capital abarca cinco grandes áreas, destaca el papel que se otorga al turismo y a la necesaria adaptación de la ciudad a las nuevas tendencias. Al punto que, en el campo de propuestas a desarrollar, se advierte del posible efecto negativo que el crecimiento de las viviendas turísticas puede tener sobre el destino Málaga.

"Es un tipo de tendencia que perfectamente puede tener cabida en nuestra ciudad, pero se debería trabajar en la localización de esta nueva tendencia en zonas no tan céntricas, pudiendo así permitir que los hoteles sigan teniendo el factor localización como elemento diferencial", se expone en el documento, en el que se incide en que este reparto permitiría generar oportunidades de negocio en otras zonas de la ciudad.

El crecimiento exponencial en este tipo de alojamiento se relaciona con "el alto precio de los hoteles en algunos momentos [cada vez más]", lo que genera que "ciertos nichos de la demanda no puedan permitírselo y que muchos conciudadanos locales quieran también participar del éxito que supone el comercializar de unidades de alojamiento en una ciudad en boga y de moda".

Tras haber tenido un crecimiento superior al 142% en el número de visitas en la última década y un impacto económico que se acerca a los 1.609 millones de euros, en el informe se pregunta acerca de si a Málaga le interesa "seguir incrementando el número de viajeros o más que nunca se debe plantear la calidad y cantidad del turismo que se desea". "Ya hay ciudades donde la masificación de turistas no solo crea problemas a la vida cotidiana sino que además puede empezar a crear cierto recelo para que ciertos touroperadores sigan programándola como destino interesante", añade.

Asimismo, se abunda en la necesidad de "planificar el fenómeno turístico" para aprovechar al máximo las bondades y evitar las amenazas de un turismo "poco regulado en su gestión pública y privada". Entre las sugerencias, se alude a la ampliación del atractivo turístico hacia otros distritos diferentes al centro, el incremento y diversificación de la oferta de alojamiento del resto de la ciudad y la definición de nuevos segmentos con marcas como la Málaga de los museos, la Málaga litoral, la Málaga del deporte...

En este marco, entre las propuestas que se realizan está hacer de Málaga una Smart destination, de manera que se ofrezca un destino sostenible, innovador, accesible", incrementar la presencia internacional, apostar por un crecimiento sostenible y posicionar Málaga como destino urbano con mayor gasto turístico.

Otro de los campos en los que el Plan Estratégico avanza es el de la movilidad, proponiendo que la urbe se incorpore como "pionera en la plataforma de vehículo conectado de la Dirección General de Tráfico" y se apuesta por la inclusión del vehículo eléctrico como alternativa cierta. Para ello, se requiere el diseño de una red de infraestructuras de recarga pública en espacios y aparcamientos públicos. Forman parte de esta línea de acción la creación de una línea de alta capacidad que una el Centro con El Palo y la implantación de aparcamientos disuasorios.

Asimismo, se aboga por impedir nuevos aparcamientos de rotación en el Centro y por estudiar fórmulas que permitan "progresivamente transformar los actuales en aparcamientos de residentes y bicicletas". Se señala de manera somera la defensa del tren litoral, "en función de los costes de construcción y explotación", y de la prolongación del Cercanías y el Metro al PTA.

En materia cultural se apuntan como acciones a desarrollar la organización de un evento internacional o bianual con el objetivo de "atraer a varios pensadores reconocidos internacionalmente" la creación de una marca propia de ciudad internacional de la cultura y de un museo del patrimonio-arquelógico industrial, la ciencia y la tecnología.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios