El Metro, ahora en 2020

  • Fomento confirma un nuevo retraso en la finalización del proyecto.

  • Quiere licitar en junio o julio la terminación del tramo de El Corte Inglés y la obra del tranvía al Civil.

Obras del Metro en el puente de Tetuán. Obras del Metro en el puente de Tetuán.

Obras del Metro en el puente de Tetuán. / Javier Albiñana

El bucle de fechas en el que desde hace años ha entrado el Metro de Málaga no tiene final. No fue 2009, cuando por vez primera se preveía la puesta en marcha total del ferrocarril urbano, y no va a ser en 2019, el último de los plazos manejados por la Consejería de Fomento. Ahora la Junta de Andalucía habla de los primeros meses de 2020 para ver los trenes llegar hasta la Alameda Principal y, es su deseo, hasta el Civil. El anuncio fue dado ayer por el consejero de Fomento, Felipe López, en una visita realizada a la capital para informar del avance de los trabajos de construcción en la zona del puente de Tetuán. López aprovechó el escenario para informar de que el calendario que maneja su departamento permite prever, "si no hay ninguna alteración", la culminación completa de la red del suburbano a principios de 2020. Es decir, en unos tres años de plazo.

Ello incluiría no solo la terminación de la infraestructura (muros pantalla, túnel y reposición urbana) sino también del resto de fases necesaria para poner en servicio el ferrocarril urbano. Esta puesta en servicio estaría afectada, no obstante, por la no terminación de la arquitectura de la estación Guadalmedina (proyectada junto a El Corte Inglés), lo que haría inviable en ese momento la parada de los trenes en ese punto.

El diseño de esta última hoja de ruta tiene lugar tras el desbloqueo definitivo del proceso administrativo iniciado hace ya casi un año por la Junta para rescatar el contrato adjudicado a Ortiz para la ejecución del tramo Renfe-Guadalmedina, previo a la llegada a la Alameda y que acumula unos 90 meses desde su inicio. El consejero desveló que ya se dispone del informe favorable del Consejo Consultivo, lo que abre la puerta a que el Consejo de Gobierno andaluz pueda "en unos 15-20 días" tomar cartas en el asunto. El órgano deberá, de un lado, abordar la rescisión del citado contrato y, de otro, dar luz verde a la licitación de los trabajos mediante los que culminar esta parte del recorrido. Un procedimiento de contratación que podría tener lugar a lo largo del mes de junio.

Precisamente, para esas mismas fechas espera Fomento poder licitar el tramo en superficie entre la futura estación Guadalmedina y el entorno del Civil. Una infraestructura, valorada en unos 41 millones de euros, que cuenta con la oposición del Ayuntamiento de Málaga. Para salvar el escollo que supone la negativa municipal, semanas atrás la Administración regional acordó la declaración de interés metropolitano de este tramo, herramienta que le habilita para ir adelante con la obra sin necesidad de disponer de los permisos del Ayuntamiento. Respecto al desarrollo de las dos piezas pendientes del trazado completo (al margen de las obras ya en marcha en la Alameda), el consejero señaló que necesitarán de unos 30 meses para su desarrollo completo.

En cuanto al Metro al Civil, López fue claro al exigir al alcalde, Francisco de la Torre, "menos tacticismo, menos regate en corto y más altura de miras al servicio de la ciudad", al tiempo que apeló "al sentido común y a la "responsabilidad institucional". "El Metro es una grandísima inversión desde el punto de vista presupuestario; una grandísima oportunidad de transformación de la ciudad", añadió.

A pesar de no ser necesario el pronunciamiento del Ayuntamiento, la Junta insistió en conocer la opinión municipal sobre los últimos pasos. "Queremos saber su opinión, más allá de las declaraciones realizadas por el alcalde, muy contradictorias entre sí", expuso López, quien apuntó que sus propuestas son "contradictorias" con el acuerdo alcanzado entre las dos administraciones a finales de 2013. "Nos interesa mucho que haya un pronunciamiento institucional", subrayó. El mismo puede ser clave en el supuesto de que, como parece previsible, el conflicto acabe en la vía judicial.

Sobre este particular, el titular de Fomento aseguró que su deseo es que la potencial exigencia de responsabilidades patrimoniales que pudieran derivarse en el caso de que la red ferroviaria no se complete conforme a lo previsto sea "el último escenario", aunque fue claro al señalar que "en última instancia" tendrá que acudir a esa vía "en la obligación que tenemos de defensa de los intereses generales que representamos".

Preguntado por la propuesta de Ciudadanos de incorporar ciertas mejoras con las que compensar a los vecinos de Bailén-Miraflores, el consejero valoró la idea. "Está dentro de la lógica y el sentido común y las podemos hablar", dijo. Y en cuanto a la adenda reclamada por el alcalde para revisar las exigencias económicas que pesan sobre el Ayuntamiento, López fue igualmente favorable, aunque subrayó la necesidad de que previamente se acepte el ramal en superficie. "Lo primero es aceptar el trazado pactado en 2013 y después pactar la adenda". De otro lado, el consejero está dispuesto a girarle al Consistorio "en un breve plazo" la parte que le corresponde del canon (el 25%). Ello pendiente del recurso hecho ante el Supremo a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) y se aclare si la aportación municipal debe ser de sobre la inversión inicial (400 millones) o sobre la final (rondará los 780).

De la Torre, por su parte, confió ayer en que la Junta cumpla "esta vez" con los plazos del tramo Renfe-Guadalmedina. "Si anuncia eso, espero que esta vez se cumpla. Otras veces lo ha anunciado, y no se ha cumplido", recordó, al tiempo que criticó que la obra en ese espacio lleve parada tres años y que tenga "absolutamente afectada" la ciudad "en su estética, funcionalidad, en el tráfico, afectando a la imagen de Málaga y creando un problema de retraso a las obras que repercute a la propia economía de la Junta y de todos los andaluces". Y en cuanto a la petición de Fomento para que emita un posicionamiento sobre el trazado del Metro al Hospital Civil, comentó: "cuando tengamos noticias fehacientes y documentales, publicado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), podremos opinar sobre ello". "No puedo opinar ni pedirle a los servicios técnicos o jurídicos que opinen", señaló el regidor, que recordó que el propio consejero de Fomento ya dijo en su día que la obra de esta parte del trazado "no se haría en contra de la opinión del Ayuntamiento, porque era en contra de los vecinos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios