El Metro retrasa al primer trimestre de 2018 la obra de cierre de la Alameda

  • La Junta se compromete con los comerciantes a que para Navidad la acera hasta la calle Torregorda sea más ancha

Imagen de los trabajos del Metro en la Alameda. Imagen de los trabajos del Metro en la Alameda.

Imagen de los trabajos del Metro en la Alameda. / javier albiñana

Los trabajos de reurbanización del lateral norte de la Alameda Principal se retrasan al primer trimestre del año que viene. Así lo confirmaron a este periódico fuentes de la Junta de Andalucía, que adujeron la necesidad de realizar ciertos ajustes en el proyecto de intervención diseñado por el Ayuntamiento de Málaga, que no solo afecta a la parte en la que se localiza la obra del Metro, sino también los ejes central y sur. La pretensión inicial de la Administración regional era que la fase de cierre del tajo tuviese su arranque a lo largo del mes de noviembre, sin que ello vaya a ser posible.

El asunto fue puesto también sobre la mesa en la reunión que el delegado de Fomento en la provincia, Francisco Fernández España, acompañado por varios técnicos, mantuvo con la asociación de comerciantes de la Alameda. En el encuentro, según indicaron fuentes próximas al mismo, se admitió que la reurbanización se iba a demorar respecto a lo previsto inicialmente, aunque sin que se precisase un calendario claro.

Esta parte de la operación de la Alameda tiene una incidencia sobre una superficie de unos 10.000 metros cuadrados, puesto que el compromiso asumido por la Administración regional es el de extender la peatonalización de ese ala entre casi el puente de Tetuán y la entrada de la calle Larios. Y ello a pesar de que la sección de vía afectada por los trabajos del Metro es inferior. El coste estimado para llevar adelante esta obra ronda los 2,5 millones de euros, según los datos manejados.

El retraso en la que iba a ser la primera de las tres etapas en las que se ha dividido la intervención en la Alameda va a hacer que durante algunos meses acaben coincidiendo en el tiempo los trabajos en el lateral norte y la parte central. Ello es más que factible si se tiene en cuenta que la previsión del Ayuntamiento es poder adjudicar antes de finalizar el presente ejercicio la obra de reurbanización del eje central. Esta parte del proyecto fue licitado meses atrás, habiendo recibido un total de 29 ofertas por parte de empresas interesadas en hacerse con un contrato valorado, de inicio, en 2,7 millones de euros, con un plazo de 6 meses. La última de las piezas a impulsar, el ala sur, es la de mayor repercusión económica, con unos 5,3 millones de euros y otros seis meses de plazo.

La reunión de ayer sirvió para que el delegado de Fomento asumiese la petición de los comerciantes de aumentar el espacio reservado al peatón en la acera norte de la Alameda, muy restringido por la ubicación de las vallas que delimitan el recinto de la obra. "Se darán pasos previos que mejoren la comodidad y espacio de los peatones conforme vayan avanzando las obras", dijo Fernández España. Con ello, la intención es que cara a la Navidad, las obras continúen con el ensanche de aceras, ampliándose hasta la calle Torregorda y entre los números 28 y 34 de la Alameda Principal.

Sobre el estado de las obras en el tramo Guadalmedina-Atarazanas, desde la Junta se precisó que las mismas se centran en la ejecución del túnel bajo el río Guadalmedina y la colocación de las pantallas en la izquierda de dicho río. Una vez finalizada la ejecución de columnas de inyecciones para dotar de mayor compactación el terreno en la parte de Puerta del Mar, los trabajos continúan por la Alameda hacia Atarazanas con esta misma tarea. Asimismo, se contempla la excavación de la losa cubierta a principios de noviembre, para dar paso después a la realización de los pozos de bombeo y las pruebas de sangrado del túnel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios