Málaga

El Regional tiene a 660 enfermeros, la mitad de su plantilla, sin estabilidad

  • Satse denuncia que la precariedad afecta a la asistencia por la permanente rotación de profesionales

Una enfermera trabajando en un área pediátrica. Una enfermera trabajando en un área pediátrica.

Una enfermera trabajando en un área pediátrica.

La mitad de los enfermeros del principal complejo hospitalario de la provincia -el Regional- no tienen estabilidad laboral. Más de 660 de estos profesionales trabajan con contratos en el Carlos Haya, el Materno, el Civil o el Centro de Alta Resolución (CARE). Representan el 50,39% de los trabajadores de la categoría frente al 49,61% que suponen los fijos. Así lo denunció este lunes el Sindicato de Enfermería (Satse) que advirtió que esa precariedad no solo dificulta la organización de su vida personal sino también de la asistencia debido a la continua rotación de profesionales.

Según Satse, de esos 660 contratos, unos 440 son de corta duración. Una precariedad que provoca que "no puedan establecer plan alguno de futuro en su vida familiar" y tengan que ser "esclavas de estar pendientes las 24 horas del teléfono a la espera de que las llamen para un nuevo contrato que puede durar días, semanas y, en el mejor de los casos, dos meses". Debido a esta falta de estabilidad, Satse denuncia que no tienen asignada una unidad de una especialidad y "son desplazadas de sus puestos de trabajo con una frecuencia intolerable". Una realidad que además de "influir perjudicialmente en la salud" de estos profesionales, dificulta el seguimiento de los pacientes por la continua rotación de los enfermeros.

La situación perjudica a los que rotan sin estabilidad, a los enfermos que permanentemente son atendidos por nuevos profesionales y también a los enfermeros con estabilidad porque de forma constante cambian de compañeros a los que deben enseñarle la mecánica de trabajo del servicio, con la consiguiente sobrecarga laboral. El resultado de este panorama es un "efecto huida". Según Satse, unas 90 enfermeras fijas del hospital se han ido a otros centros y más de 40 con contratos de larga duración han aceptado empleo en otros centros hospitalarios. Mientras, Satse asegura que el Regional tiene "apalancados" más de 180 contratos de larga duración que no oferta. Según el sindicato, están autorizados, pero el hospital los va haciendo por periodos cortos. El delegado de Satse en el centro sanitario, José María de la Rosa, alertó que esta falta de estabilidad genera además "desilusión" entre la plantilla. El representante sindical advirtió que "todavía no ha llegado el verano" y lamentó que las autoridades sanitarias "no cuida a los que nos cuidan".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios