Urbanismo volverá a abrir la Plaza de la Merced para arreglar los socavones

  • Un informe determina que hay que hacer de nuevo la obra en los laterales abiertos al tráfico por ser el suelo "demasiado blando"

Imagen de una de las deformaciones detectadas en el paviminto de la Plaza de la Merced. Imagen de una de las deformaciones detectadas en el paviminto de la Plaza de la Merced.

Imagen de una de las deformaciones detectadas en el paviminto de la Plaza de la Merced. / javier albiñana

El Ayuntamiento de Málaga quiere poner fin a las taras que viene arrastrando desde hace años la reurbanización de parte de la Plaza de la Merced, inaugurada a finales del año 2011 tras una inversión de unos 4,5 millones de euros. A pesar del volumen de la intervención, la realidad es que son ya varias las ocasiones en las que ha sido necesario ejecutar tareas de arreglo en los dos laterales abiertos al tráfico ante la deformación que sufre la calzada por el paso de los vehículos pesados. Esta circunstancia llevó a la Gerencia de Urbanismo a contratar a la empresa Eptisa, Servicios de Ingeniería S.L., en septiembre del año pasado, un estudio detallado sobre las supuestas patologías que presenta el terreno. El trabajo, valorado en 21.649 euros, concluye que "el suelo es demasiado blando" y que hubo un reparto desequilibrado de los materiales sobre los que se asentó el adoquinado actual.

Así lo explicó a este periódico el concejal de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares. "Para ejecutar la obra se profundizó a medio metro y fue ahí donde se extendió la capa de zahorra y hormigón; lo que señalan los técnicos es que medio metro era insuficiente, al tiempo detectan que hay una distribución desigual en la colocación de ese material", añadió el edil. La presencia de desniveles es mayor en los puntos donde se localizan los servicios que fueron renovados en proyecto primitivo.

En abril de 2012 ya se realizaron reparaciones por desperfectos en el pavimento

Para dar una solución definitiva, la empresa encargada del análisis plantea levantar toda la superficie de calzada, tanto en el tramo que discurre desde calle Álamos hasta el cruce con la calle La Victoria y el otro tramo en dirección a la Casa Natal Picasso. Y a partir de ahí retomar la intervención desde el inicio, pero profundizando en el terreno al menos hasta metro y medio, es decir, un metro más de lo que hizo la empresa adjudicataria. "Habrá que meter grava y tierra para el asentamiento y después se colocará la zahorra y el hormigón", detalló Pomares, quien apuntó que con ello se logrará "un resultado más sólido". Lo que queda por determinar es el coste de la intervención y el plazo. El edil del PP admitió sus dudas principalmente en lo tocante a la calzada que une la calle Álamos con La Victoria. Una de las opciones que maneja el área es incorporar esta labor al proyecto de semipeatonalización del eje Carretería-Álamos, que cuenta con fondos europeos. El motivo es que esta última iniciativa obligará, llegado el momento, a actuar sobre la Plaza de la Merced para renovar una conducción. Sí se quiere acelerar la obra en el lateral oeste.

Pomares solicitará a los servicios jurídicos que estudien si las taras encontradas podrían justificar una reclamación patrimonial a la empresa responsable de la obra, una unión temporal de empresas (UTE) integrada por Dragados, Cospel y Hexa. En abril del año 2012, a los pocos meses de que se diese por inaugurado el nuevo escenario urbano, fue necesario que las empresas adjudicatarias realizasen trabajos de adecuación del pavimento ante su hundimiento al paso de vehículos pesados. Para solventar el problema, Urbanismo ya habló en ese momento de utilizar hormigones y morteros especiales para lograr una mayor resistencia. Casi seis años después se demostró una acción insuficiente.

Una muestra de la inseguridad generada por estos socavoces es el accidente sufrido por una vecina cuando circulaba con su moto y que llegó a reclamar al Ayuntamiento una indemnización por 19.298 euros. La reclamación, rechazada por el Consistorio, acabó teniendo el respaldo del Consejo Consultivo de Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios