Urbanismo aboga por ajustar la altura del nuevo Astoria de Seguí

  • Pomares, que admite la posibilidad de modificar el Pepri Centro, apunta que Cultura podría oponerse a un exceso de cota

Una de las infografías del proyecto ganador del concurso de ideas del Astoria. Una de las infografías del proyecto ganador del concurso de ideas del Astoria.

Una de las infografías del proyecto ganador del concurso de ideas del Astoria.

Comentarios 0

Los técnicos de la Gerencia de Urbanismo y del equipo ganador del concurso de ideas del Astoria, encabezado por el arquitecto José Seguí, empiezan a diseñar la hoja de ruta que debe culminar en los próximos años con la sustitución de la manzana de los antiguos cines por una edificación de nuevo cuño. Tal y como confirmó el concejal de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares, ya se han iniciado las primeras conversaciones entre las partes para ajustar la propuesta mejor valorada por el jurado con el fin de hacer posible su materialización. Y en este escenario la posición municipal pasa por tratar de ajustar la altura propuesta, que supera en unos ocho metros la cota permitida en el planeamiento actual.

Ello supone un avance en la cuestión, dado que el pliego de condiciones que regía el concurso no recogía como obligación el que se llevase a efecto el diseño ganador. Sin embargo, en este caso concreto se considera que lo adecuado es ir adelante con ello y que sea esta propuesta arquitectónica la que marque los parámetros del segundo concurso que habrá de ponerse en marcha en la búsqueda de la empresa que esté dispuesta a invertir en su desarrollo a cambio de su explotación.

El objetivo es que el diseño que se plasme sobre el terreno sea el ganador del concurso

En este proceso de acercamiento técnico es clave determinar si es necesario o acudir a una modificación del planeamiento urbanístico que rige sobre el Centro histórico, el denominado Pepri Centro, trámite que, como señaló el edil puede requerir "de entre seis meses y un año" y que necesita del aval indispensable de la Consejería de Cultura. Uno de los elementos que más alteración puede tener es el de la altura del inmueble, que podría superar en unos 8 metros la cota de Casas de Campos que se toma como punto de referencia. El actual planeamiento marca para la parcela del Astoria una altura máxima de planta baja más tres más ático, mientras que el diseño de Seguí es de planta baja más seis más ático. A este primer contraste con el Pepri pueden añadirse los usos comerciales planteados en la propuesta ganador.

La posición inicial del equipo de gobierno del PP parece favorable a acudir a esta vía. "No pasa nada si se opta por una modificación del Pepri Centro, pero eso requiere un tiempo", expuso Pomares, quien, al mismo tiempo, precisó que en las conversaciones con el equipo ganador habrá que analizar las opciones reales de hacer posible ese diseño ajustando los parámetros a la normativa actual. "Una de las cosas que hay que ver es si ajustando el diseño al Pepri actual ese modelo sería realizable. Si es necesaria esa modificación para que el proyecto salga adelante se modifica", apostilló.

En el seno de Urbanismo se asume que será indispensable variar el Pepri e ir de la mano de Cultura. El propio Pomares lo apuntó. "Hay que saber que esa modificación tiene que ser algo que Cultura entienda y comprenda", dijo, considerando que hay ciertos ajustes de menor entidad que no deben ser objeto de controversia con el ente autonómico, mientras que "si son grandes transformaciones sabemos que no las va a aceptar".

En este punto admitió la dificultad de encajar un incremento sustancial de la altura del edificio futuro, más aún cuando fue precisamente esa una de las razones que provocó que ese mismo departamento emitiese hasta tres informes negativos a la propuesta de modificar el Pepri para aumentar la altura del Astoria cuando la anterior propietaria, Baensa, proyectaba viviendas de lujo.

Lo que sí se tiene claro en Urbanismo es que el futuro edificio pasa necesariamente por el diseño de Seguí, en colaboración con el estudio Mendoza Partida. Cabe recordar que en su propuesta, en el marco de la defensa de la viabilidad económica de la iniciativa, dijo contar con la empresa Starlite y con el actor Antonio Banderas. Los números básicos del proyecto elevan la edificiabilidad a 9.188 metros cuadrados, de los que 5.357 metros tienen destino comercial; otros 1.521 son para espacio teatral, dando forma a un auditorio capaz de albergar a 600 personas, y 761 metros para museo.

más noticias de MÁLAGA Ir a la sección Málaga »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios