Urbanismo exige plazos para que se ejecute una sinagoga en la Judería

  • Pomares dice que la obra, con licencia desde el año 2008, comenzará en los próximos meses

Comentarios 0

La vieja aspiración de la comunidad israelí de levantar una sinagoga en pleno Centro histórico de Málaga capital vuelve a la casilla de salida. Casi diez años después de que el colectivo rubricase con el Ayuntamiento de la ciudad el acuerdo mediante el que se le cedía por un plazo de 75 años una parcela en la Plaza de la Judería, el proyecto sigue sin arrancar. Esta circunstancia motivó que la Comisión de Ordenación del Territorio acordase ayer, con el único voto en contra del PP, iniciar una toma de contacto con el actual concesionario y establecer unos plazos para el desarrollo de la actuación, poniéndose sobre la mesa la posibilidad de recuperar el suelo en caso de que esos hitos se incumpliesen.

Los acuerdos finalmente adoptados suavizaban la propuesta original de Málaga Ahora, proponente de una iniciativa en la que se demandaba el rescate del solar tras haber transcurrido "un tiempo prudencial sin que se haya llevado a cabo el plan original para el que fue cedido". Asimismo, se planteaba un uso social alternativo para la pastilla y se apuntaba a un parque infantil con material reciclado. Finalmente, tras sendas variantes introducidas por Ciudadanos y el PSOE, se rebaja el sentido de la propuesta.

El concejal de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares, justificó la negativa de su grupo a la moción porque dijo tener constancia de que la intención de la comunidad sefardí de Málaga es la de impulsar en un breve plazo de tiempo este proyecto. Sobre ello, apuntó que a finales del año pasado los responsables del colectivo informaron de que estaban próximos a cerrar un acuerdo para la financiación del inmueble. El Consejo de Administración de Urbanismo otorgó la preceptiva licencia de obras a finales de octubre de 2008. El proyecto inicial planteaba una superficie de unos 1.000 metros cuadrados, a dividir en tres niveles, y en la que tendrán cabida espacios separados para el rezo de unos 140 hombres, en la primera planta, y de 80 mujeres, en la segunda. El museo, con dos plantas, tendrá 230 metros cuadrados de superficie. El plazo de obra estimado era de año y medio.

De otro lado, todos los grupos respaldaron una moción de Ciudadanos reclamando a todas las administraciones implicadas un acuerdo para retomar las excavaciones arqueológicas en los yacimientos de los cerros del Villar y de la Tortuga. Este punto del debate fue aprovechado por Pomares para criticar abiertamente la posición que en el caso de los trabajos del Cerro del Villar está teniendo la Junta de Andalucía tras la paralización de las actuaciones en el año 2007. Incluso, desveló que el Ayuntamiento sigue esperando desde noviembre del año pasado la autorización de la Administración regional para acceder al enclave y realizar tareas de desbroce y de georradar para delimitar los restos.

"No nos han contestado, es que no nos dejan ni entrar; es triste que el mejor yacimiento de la provincia siga ahí enterrado", dijo el edil del PP, quien llegó a relacionar lo ocurrido con "un conflicto entre las consejerías de Medio Ambiente y Cultura; parece que Cultura está a favor pero Medio Ambiente no". Pomares, además, se ofreció a firmar un convenio de colaboración con la Junta, del que podrían participar la Universidad y el Instituto de Arqueología Alemán.

Esta misma unanimidad se repitió a la hora de reclamar a la Junta el impulso de las obras de rehabilitación del antiguo convento de la Trinidad, en el que el Gobierno andaluz llegó a comprometer la ejecución del denominado Parque de los Cuentos. El concejal de Ordenación del Territorio pidió que el uso de espacio sea consensuado con el Consistorio.

más noticias de MÁLAGA Ir a la sección Málaga »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios