Los cruceros ya pueden repostar en el puerto

  • La compañía Peninsula Petroleum suministra desde un buque cisterna

  • Este servicio no existía

Buque de Costa Cruceros repostando combustible en el puerto. Buque de Costa Cruceros repostando combustible en el puerto.

Buque de Costa Cruceros repostando combustible en el puerto. / J. C. Cilveti

El primer tramo de la temporada alta crucerística malagueña, el correspondiente a los meses de primavera, se ha estrenado con unas operaciones de suministro de combustible a buques turísticos; un hecho que, de seguir realizándose de forma continuada, podría incrementar a corto y medio plazo el número de escalas de este tipo de barcos. Gestionadas estas operaciones por Peninsula Petroleum, una empresa que trabaja entre Algeciras y Gibraltar y que ya se posicionó en el puerto en noviembre de 2016 al traer unos equipos de lucha anti polución marítima, hasta la fecha, cuatro han sido los barcos que han recibido combustible en cinco maniobras de repostaje.

Tras estrenarse este nuevo servicio el 2 de abril con el buque de Pullmantur Horizon que repetía este pasado fin de semana, además, dos barcos de Holland America Line y uno de Costa Cruceros ya han recibido combustible en las aguas del puerto.

Efectuados estos trabajos, y a falta de que a finales del presente mes realicen otros dos, la compañía encargada de efectuar estos suministros ya tiene cerradas varias operativas para primeros de mayo; una circunstancia que dibuja una plan continuado de repostaje para barcos de turistas durante 2017.

Después de haber gestionado ante la Autoridad Portuaria y la Capitanía Marítima todos los documentos necesarios que la autorizan a suministrar carburante a barcos en aguas del puerto, Peninsula Petroleum que realiza labores de bunker (así se denomina internacionalmente esta actividad) en los cinco continente, desembarca en Málaga con dos buques cisterna: Hercules 100 y Patagonia 100 encargados y autorizados para cumplimentar estas operaciones de repostaje.

Procedente el combustible de la factoría algecireña Vopak; una terminal de almacenamiento del productos del petróleo, estos barcos cisternas abarloados al costado de los buques de crucero introducen el carburante a una velocidad máxima de 200 toneladas a la hora; un tiempo que, hasta la fecha, ha significado operativas de menos de cinco horas de duración.

Este nuevo servicio que no existía y que podría hacerse extensible a otro tipo de barcos, en el caso de los buques turísticos, podría incrementar considerablemente el número escalas crucerísticas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios