El juez decide hoy si ordena el alejamiento del niño presunto agresor de otro menor

  • El presunto agresor, de 15 años, comparecerá en el Juzgado para contar su versión

El Juzgado de Menores número 1 de Málaga, que lleva la causa de la presunta agresión de dos hermanos menores a otro adolescente con minusvalía en la capital, deberá estudiar hoy si accede a la orden de alejamiento que ha solicitado la familia de la víctima sobre uno de los presuntos agresores, que ahora tiene 15 años, ya que su hermano es ininputable porque en el momento de los hechos contaba con 11 años.

El abogado de la familia, José Ignacio Francés, confirmó ayer que el juez tomará la decisión tras escuchar hoy la comparecencia del presunto agresor, prevista para esta mañana. La orden de alejamiento afectaría no sólo a medidas de protección respecto a la víctima en la barriada, donde los adolescentes siguen conviviendo, sino también dentro del centro escolar, donde tanto víctima como agresores comparten patio y clases. Contrariamente a lo que declaró la Delegación de Educación, la familia sigue afirmando que la víctima y su presunto agresor siguen compartiendo algunas asignaturas y por tanto "ve a su agresor todos los días". Pese a todo, el menor agredido, que tiene 14 años, asegura no tener miedo a su agresor, aunque según el abogado, también ha asegurado que se sentía amenazado por el presunto agresor.

Por otra parte, el niño que al parecer fue testigo de los hechos denunciados, que declaró haber visto cómo los hermanos se llevaban a su víctima por la fuerza a unas instalaciones deportivas abandonadas junto al colegio, ya ha declarado su versión ante la Fiscalía de Menores. Según el letrado, el relato realizado por este testigo tiene todos los elementos de una declaración "veraz" por las detalladas explicaciones que aportó y que implicarían a los menores en una agresión más grave que la denunciada por la víctima. El caso sigue en investigación, aunque los hechos denunciados se remontan al verano pasado. El Juzgado acordó la apertura de diligencias de reforma contra el supuesto autor de la agresión sexual el pasado 19 de enero. Los hechos se descubrieron de forma fortuita en octubre, cuando el colegio al que van los cuatro menores, fue testigo de una trifulca entre ellos. Los adolescentes reconocieron los hechos ante el director del centro, que decidió ponerse en contacto con el Grupo de Menores de la Policía, por si los mismos "fueran constitutivos de delito".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios