La crisis empuja a los malagueños a comprar coches usados

  • La compra de vehículo nuevo cerró el ejercicio con una caída en la provincia de un 21,7% · Aumenta la venta de coches con más de diez años de antigüedad

Por cada vehículo nuevo que se adquirió en la provincia de Málaga en 2011 se adquirieron 2,8 usados, según datos de la consultora MSI para la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (FACONAUTO). Las compras de vehículos de ocasión alcanzaron las 59.274 unidades en la provincia, lo que supone un incremento del 8,1% respecto al año anterior. De esta manera, el mercado de coches de segunda mano se aleja del mal comportamiento del de vehículo nuevo, que cerró el ejercicio con una caída en la provincia de un 21,7%.

Para la patronal de los concesionarios, la situación económica del país sigue estando detrás de este comportamiento del mercado de la automoción. La adquisición de un coche usado se ha convertido casi en la primera opción de movilidad de la familias, ya que el factor “precio” es predominante.

Precisamente el precio es lo que explica el boom que viven las ventas de coches con más de diez años de antigüedad, que el año pasado supusieron el 38,7% del mercado de usados. Se trata de coches muy baratos, poco seguros, más contaminantes y que el cliente paga al contado sin tener que depender de financiación para su compra, uno de los problemas con los que se está topando el mercado de vehículo nuevo.

“El aumento de la edad media de los coches de segunda mano vendidos el año pasado no es una buena noticia. Los coches con más de una década, que cuando había una plan de renovación del parque automovilístico acababan achatarrados, siguen ahora circulando por nuestras carreteras, con los riesgos que ello conlleva principalmente para la seguridad vial”, ha dicho Antonio Romero-Haupold, presidente de FACONAUTO.

Al mismo tiempo, también tiene “tirón” la adquisición de coches seminuevos ya que están llegando al mercado unidades procedentes de automatriculaciones y “kilómetros 0”. Éstos acapararon el 32,3% de las transacciones en 2011.

Finalmente, por canales de distribución, las ventas entre particulares fueron predominantes el pasado ejercicio, suponiendo el 57,5% de total, mientras que las hechas por los profesionales resultaron el 39,8%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios