El sector inmobiliario apuesta por Málaga con una inversión multimillonaria

  • Las principales promotoras impulsan miles de viviendas y destacan que es el tercer gran mercado en España

  • Los bancos exigen un 40% de preventas para financiar

Un hombre pasa junto a la construcción de dos nuevas promociones en la capital. Un hombre pasa junto a la construcción de dos nuevas promociones en la capital.

Un hombre pasa junto a la construcción de dos nuevas promociones en la capital. / a. r.

"Todos queremos estar en Málaga porque casi todos los casos son de éxito. Es una plaza consolidada y un sitio para no equivocarse". Lo dice Juan Conejo, director en Andalucía de la promotora inmobiliaria Momentum, y es el sentir de la mayoría de profesionales del sector que ratifican que Málaga es, en estos momentos, el tercer gran mercado nacional para desarrollar viviendas nuevas tras Madrid y Barcelona. Este diario se ha puesto en contacto con los directivos de varias de las promotoras más importantes que actúan en la Costa del Sol y el discurso es unánime: la crisis ya es historia, el sector se ha reactivado y están construyendo o empezarán en breve miles de viviendas con una inversión multimillonaria.

El mercado, además, ha cambiado por completo. Los bancos ya no financian la compra de suelo sino que el promotor tiene que buscar otros recursos -a pulmón, fondos de inversión, venta de activos, etcétera- y solo dan crédito para hacer viviendas si se demuestra que hay, al menos, entre un 40 y un 50% ya reservadas con antelación, las famosas preventas. Las entidades financieras solo prestan el dinero si van sobre seguro, algo que tampoco le viene mal a la salud de los directivos de las promotoras, que trabajan con un grado de incertidumbre menor, ni a los clientes, que pueden obtener ciertas ventajas si reservan la vivienda con suficiente antelación ya que al promotor le interesa atar cuanto antes la financiación bancaria para poder desarrollar su proyecto.

En este contexto, Málaga se está convirtiendo en uno de los grandes protagonistas a escala nacional porque juega a varias bandas. La capital tiene un tirón importante para primera residencia y la costa, principalmente la occidental aunque también hay ya proyectos en la oriental, es uno de los lugares más deseados por los extranjeros para tener una segunda residencia.

"Málaga ha entrado claramente en el podio junto a Madrid y Barcelona y está claro que se ha reactivado el mercado desde hace un año, mientras que otras provincias como Valencia o Sevilla empiezan a moverse ahora", explica Miguel Ángel Barruso, director en Andalucía de Avantespacia, una promotora que está construyendo 215 viviendas en sendas promociones en Tabacalera -donde ya tienen el 70% vendido- y Teatinos que entregarán a finales de 2019. "Los promotores hemos estado 10 años sin vender casas nuevas y hay una demanda latente muy importante de compra, por lo que vemos los próximos años con optimismo", añade este experto.

Momentum ha visto clara la apuesta por Málaga, hasta el punto de que dentro de su estrategia empresarial han empezado a trabajar en Madrid, luego han desembarcado en Málaga y ahora están entrando en Barcelona y Valencia. "Málaga está creciendo mucho. Nosotros tenemos una promoción en Teatinos que íbamos a hacer por fases y que al final vamos a hacer de una vez, con un total de 300 viviendas, porque ya tenemos el 50% reservado, mientras que en Colinas del Limonar tenemos otros dos proyectos con el mismo nivel de preventas", señala Conejo, quien recalca que "cuando llegamos a Málaga en 2016 se sabía que era el siguiente lugar que iba a resurgir y hoy en día esa apuesta es una realidad plenamente consolidada".

No obstante, el director regional de Momentum hace hincapié en que hay que ir con cautela y analizar bien cada proyecto, máxime con las exigencias bancarias actuales. "Empezar una construcción ya es un éxito porque indica que has prevendido en torno a la mitad de las viviendas que vas a hacer y al cliente comprar sobre plano siempre le cuesta más, por lo que hay que estudiar muy bien dónde está la demanda", subraya.

La profesionalidad, ahora sí, es clave. Rafael Torres, delegado en Málaga de Insur, afirma que "antes cualquiera montaba una promotora si conocía a un tasador y a alguien que trabajara en un banco y eso es imposible en la actualidad. En estos momentos se respira una mayor profesionalidad, incluso en los fondos de inversión están trabajando profesionales bien formados que estaban antes en promotoras, por lo que se ve gente que dice lo que hace y que hace lo que dice". Insur tiene dos grandes proyectos en Málaga capital en la plaza del Teatro -donde la obra de las 57 viviendas ya ha empezado y el 50% ya están reservadas e incluso algunas completamente pagadas- y en Churriana. A eso le añaden varios proyectos en Marbella que suman más de 300 viviendas. Torres destaca que, en el estudio de mercado realizado por su compañía, han comprobado que hay 83 promociones de viviendas nuevas en obras o en preventa en la Costa del Sol occidental de las cuales el 40% están en Estepona, Mijas, Benalmádena, Marbella y Fuengirola.

Una de las promotoras históricas malagueñas es Myramar y este año cumple su 60 aniversario. Su consejero delegado, Miguel Rodríguez, ratifica que "el sector se encuentra en un momento muy bueno donde se confirma la tendencia de recuperación que ya se inició en 2016" y señala que esta compañía está desarrollando actualmente cuatro promociones inmobiliarias en Mijas, Fuengirola y Benalmádena con unas 200 viviendas "que llevan unos ritmos de venta realmente buenos y precisamente por ello estamos preparando otras cuatro promociones que iremos sacando a la venta a lo largo de este 2018". Rafael Molina, director comercial del Grupo Ansan, también corrobora el buen momento en el que se encuentra el sector inmobiliario en la provincia. "Nosotros solo trabajamos en Málaga capital y no hemos parado incluso en los años de crisis, pero sí es cierto que estamos notando una reactivación y tenemos promociones en marcha en la zona de Carlos Haya, en Teatinos y en Puerto de la Torre donde ya tenemos una buena parte vendida", comenta.

Otras dos empresas nacionales que han puesto el punto de mira en Málaga son Aelca y Neinor Homes. Jaime Pérez es el director en Andalucía de Aelca y explica a este diario que "estamos completamente convencidos de trabajar en Málaga y tenemos suelo para hacer 3.200 viviendas en la provincia en los próximos cuatro o cinco años". En Málaga capital han empezado la comercialización de la primera fase de una urbanización en Hacienda Cabello de 128 viviendas -el proyecto total es de 433-, van a hacer obras en Bizcochero Capitán, adquirieron el edificio de Flex en la Carretera de Cádiz y empezarán a vender sus 130 viviendas y zona comercial a final de año, o tienen otro proyecto detrás de Vialia de 144 viviendas y un hotel. Aparte tienen proyectos en Mijas o Estepona.

Fuentes de Neinor exponen, por su parte, que "Málaga tiene capacidad para posicionarse entre las tres primeras plazas del mercado nacional porque tiene todo lo necesario y está ganando relevancia". En este sentido, afirman desde esta empresa que "Málaga atrae a demanda nacional e internacional por su ubicación, infraestructura y clima y la ciudad cuenta con una vocación cosmopolita e inversora que no hace más que crecer". Su cartera de proyectos es también muy amplia. En estos momentos tienen 20 suelos y 2.166 viviendas en la provincia que supondrán una facturación de 780 millones de euros. En 2018 lanzarán además la comercialización de siete nuevos proyectos, con 1.076 viviendas en total, en Casares, Estepona, Benahavís y Málaga capital. "Todos estos lanzamientos suponen una inversión de más de 280 millones por parte de la compañía", subrayan.

El mercado internacional está dinamizando el mercado de segunda residencia en la costa y uno de los mayores expertos en este tipo de clientela es Pedro Rodríguez, presidente de Sierra Blanca Properties. "Si construyes un producto de lujo no faltan clientes. Nosotros en época de crisis hemos vendido viviendas por 100 millones de euros y nuestro mayor problema ha sido el de encontrar financiación", comenta Rodríguez, que afirma que los británicos, alemanes, escandinavos, belgas, franceses y rusos son los principales clientes. Esas viviendas de lujo cuestan entre 1,5 y 40 millones de euros.

Los promotores están invirtiendo fortunas en Málaga porque saben que hay demanda. El año pasado se visaron 5.000 viviendas y, a tenor de los proyectos de todas estas empresas, ese número debería dispararse en los próximos años, lo que generará más empleo y riqueza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios