Un 15% de los malagueños y un 3% de los turistas participan en procesiones

  • Un informe elaborado por la Cátedra de Estudios Cofrades asegura que la Semana Santa deja 82 millones de euros en la capital

Un momento de la presentación del informe, con el actor y presidente de la Fundación Lágrimas y Favores, Antonio Banderas, entre otros asistentes. Un momento de la presentación del informe, con el actor y presidente de la Fundación Lágrimas y Favores, Antonio Banderas, entre otros asistentes.

Un momento de la presentación del informe, con el actor y presidente de la Fundación Lágrimas y Favores, Antonio Banderas, entre otros asistentes. / a. r.

La Semana Santa de Málaga genera expectación pero se desconocía cuál era su impacto social, económico o turístico real con datos en la mano. La Cátedra de Estudios Cofrades, impulsada por la Fundación Lágrimas y Favores en colaboración con la Universidad de Málaga, presentó ayer un estudio que arroja bastante luz sobre este fenómeno. Uno de ellos es, por ejemplo, que un 15% de los malagueños participan en alguna procesión y, lo que es más llamativo, también lo hacen un 3% de turistas.

Más de 380.000 personas visitaron el año pasado la Semana Santa de la capital malagueña en plena calle, generaron un impacto económico de 82,3 millones de euros y la creación de un millar de puestos de trabajo. Dentro de esos visitantes hay tres perfiles: los residentes, los turistas y los excursionistas.

Pese al enorme gentío en las calles, el 46,7% de los malagueños no ven procesiones

Los residentes, es decir, las personas que viven en Málaga, son las que más disfrutan la Semana Santa pues representan el 85% de los visitantes. Su perfil medio es el de personas de 40 años, ven los tronos en familia, usan el transporte público y casi nueve de cada diez son meros espectadores. Los residentes no suelen ir todos los días a ver procesiones, sino que la media es de tres días. Un 27% son hermanos de alguna cofradía y un 15% participan activamente en las procesiones. Un hecho relevante es que, a diferencia de lo que pudiera pensarse por el gentío que se acumula en las calles, la Semana Santa no es plato de buen gusto para todos. De hecho, un 46,7% de los residentes malagueños, casi la mitad de la población, no ven ninguna procesión.

La Semana Santa atrae por sí sola a un 6,5% de los turistas, una cantidad que, según reconoció ayer el presidente de la Agrupación de Cofradías, Pablo Atencia, "es un volumen muy bajo y podemos crecer". Los que vienen proceden mayoritariamente de Andalucía, Madrid, Castilla La Mancha, Cataluña, Reino Unido, Francia y Alemania. Más de la mitad de los turistas conocieron la Semana Santa por primera vez el año pasado, aunque un 7% ya ha repetido más de media docena de veces e, incluso, un 4,5% de los turistas son hermanos de alguna cofradía y un 3% participan en procesiones.

Por último, los excursionistas -aquellas personas que llegan a Málaga capital por la mañana, ven algunos tronos y vuelven a su lugar de origen o a su hotel en algún municipio de la costa- suelen visitar la capital el Lunes, Jueves o Viernes Santo y en un 90% son andaluces.

Además de la presentación del informe, realizado por Eva González, Plácido Sierra, Mario Sierra y Benjamín del Alcázar, se entregaron los primeros premios de investigación a la mejor tesis doctoral y trabajos fin de carrera de la cátedra. Los ganadores fueron José María Hinojosa, por la investigación El esfuerzo físico de los hombres de trono; Cristina Sibajas, por un estudio económico de la Semana Santa como producto; y Francisco Flores por un análisis sobre la música en las procesiones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios