Jara Pérez López. Psicóloga

"El 'poliamor' no consiste en acostarse con otras personas a espaldas de la pareja"

  • Esta profesional malagueña ha acompañado a varias parejas en el proceso de abrir sus relaciones

La psicóloga Jara Pérez López, en su consulta. La psicóloga Jara Pérez López, en su consulta.

La psicóloga Jara Pérez López, en su consulta. / M. H.

-¿qué es el poliamor?

-Creo que no se puede hablar de poliamor como un ente. El poliamor son una gran variedad de formas de relacionarse de forma sexoafectiva que cuestionan el amor como se entiende en nuestra sociedad, lo que llamamos el amor romántico. Todas las teorías y prácticas que se generan en torno al poliamor tratan de desmontar la monogamia obligatoria para convertirla en solamente una opción más dentro de el gran firmamento del poliamor. Poliamor es ajuste, nos ajustamos a las necesidades de personas y nos comprometemos con ellas, con los cuidados mutuos. Poliamor no es acostarse con otras personas a espaldas de tu pareja, eso se ha hecho de toda la vida. Poliamor es ajustarte a las personas con las que decides tener lazos afectivos y sexuales y consensuar conjuntamente lo que se quiere de la otra persona y lo que se está dispuesta a dar. Por lo tanto no podemos definir cómo será una relación poliamorosa, hay tantas formas de establecer lazos sexoafectivos como personas en el mundo.

-¿Qué diferencias hay entre la monogamia y el poliamor?

-La gran diferencia es que la monogamia entiende las relaciones a través de la exclusividad y la posesión. Decimos "este es mi novio" y entendemos que ese novio no puede tener relaciones con otras personas aunque quiera, porque ha establecido un contrato de exclusividad con su pareja. El mito del amor romántico hace que pasemos la vida en busca de una "media naranja" que ha de darnos todo lo que necesitamos para ser felices. Esto es una trampa, nadie puede darnos todo para siempre. En la monogamia se construyen las relaciones de manera que la pareja se sitúe en el punto más alto de nuestra atención, dejando a las demás personas en un lugar secundario y si esto no es así nos frustramos. Hemos nacido con la monogamia como la única opción relacional y ni siquiera somos capaces de imaginar que puede ser de otra manera. Pero la monogamia es una estructura social que tiene muchas consecuencias como por ejemplo invisibilizar nuestros deseos y en muchos casos demonizarlos.

-¿Qué mitos del amor romántico se carga el poliamor?

-Deconstruye el constructo social de posesión y exclusividad. Pero también pone el acento en el tema de los cuidados mutuos y el compromiso. Cuando eres poliamoroso estás, o deberías estar, muy atento a las necesidades de las personas que tienes al lado y ser muy realista y honesta con lo que eres capaz de dar y lo que eres capaz de recibir y lo que no. Otro mito que derriba el poliamor es el hecho de que las parejas tengan que ser duraderas para ser exitosas.

-¿De verdad no hay celos, ni sentimiento de culpa, ni dependencia en relaciones poliamorosas?

-En las relaciones poliamorosas también hay celos, posesividad y dependencia. Siempre hay que tener en cuenta que las relaciones poliamorosas se construyen con muchas herramientas heredadas de la monogamia. Y es un trabajo muy difícil deconstruir toda esa estructura para llevarla a tu vida diaria. Desgraciadamente tu filosofía de vida, tus creencias y tus ideas no te protegen de tus sentimientos. Pero desde el poliamor se entiende que son problemas que uno mismo tiene que gestionar. El proceso de convertirse en poliamoroso a veces es un arduo camino, que dura toda la vida porque es un proceso de deconstrucción y construcción de una nueva realidad y esa construcción nunca para porque nuestra psique, nuestra emocionalidad, es muy compleja y va cambiando a lo largo de los años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios