El sector inmobiliario vende ahora 10 casas más al día que hace un año

  • En los nueve primeros meses del año se han realizado 22.823 operaciones de compraventa en Málaga, un 12,5% más

  • Es la cuarta provincia española con mayor tirón

Una promoción de viviendas nuevas que se desarrolla en Estepona. Una promoción de viviendas nuevas que se desarrolla en Estepona.

Una promoción de viviendas nuevas que se desarrolla en Estepona.

Comprar una vivienda es, habitualmente, la mayor inversión que puede realizar una persona o familia y para hacerlo tiene que tener muy claro que va a poder afrontar el coste a largo plazo, porque nadie quiere pensar en el desahucio como opción. En los nueve primeros meses de este año se han vendido 85 viviendas cada día en la provincia de Málaga -muchas de ellas a particulares y otras a empresas o grandes fondos de inversión-, lo que representa un aumento de 10 viviendas diarias respecto al año pasado. En total, en Málaga se han cerrado 22.823 operaciones de compraventa entre enero y septiembre, un 12,5% más que en el mismo periodo del año anterior, según la Estadística de Transmisiones de Derechos de laPropiedad publicada ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Adquirir un inmueble es casi un acto de fe porque, salvo que se cuente con los ahorros necesarios para no necesitar una hipoteca, se confía en poder devolverle al banco una cantidad que suele ser alta durante 20 ó 30 años de forma consecutiva. Es cuestión de confianza a corto, medio y largo plazo y, por tanto, uno de los mejores termómetros para medir la salud económica de una provincia. Por ahora, Málaga está sana ya que es la cuarta provincia con más ventas registradas en España por detrás de las dos grandes urbes, Madrid y Barcelona, y de Alicante, que tiene un comportamiento muy similar en materia turística al malagueño.

No se está cerca del volumen de viviendas que se vendieron en pleno boom -en 2007, por ejemplo, se comercializaron 33.264 unidades hasta septiembre, con una media de 123 diarias-, pero también es cierto que los promotores no quieren regresar a aquella locura que acabó con la vida empresarial de centenares de compañías, de sus industrias auxiliares y con miles de personas desahuciadas. En 2017 se ha alcanzado el mayor número de ventas desde 2008, cuando arrancó la crisis, y se mantiene la espiral positiva después de varios ejercicios muy complicados. El sector inmobiliario tocó fondo en Málaga en 2012, cuando en esos nueve primeros meses del año solo se comercializaron 13.616 pisos, una media de 50 diarios. A partir de ahí, solo quedaba remontar y se está haciendo. Dentro del periodo analizado, en 2013 se llegó hasta las 15.008; en 2014 a las 16.306; en 2015 a las 18.264; y en 2016 a las 20.278.

Las viviendas de segunda mano son protagonistas y lo van a seguir siendo, al menos, en los próximos años. Entre enero y septiembre, de las 22.823 unidades vendidas, 18.626 fueron de segunda mano, el 82% del total experimentando un crecimiento interanual del 12,8%. La vivienda nueva solo acapara el 12% de las operaciones, pero su importancia es cada vez mayor porque se están lanzando nuevas promociones, un fenómeno que hace un lustro era prácticamente impensable. Entre enero y septiembre se vendieron en la provincia 4.197 viviendas nuevas, un 11,4% más que en el mismo periodo del año pasado.

Los promotores vuelven a ver negocio en la construcción de viviendas y está habiendo un fuerte despliegue en Málaga de firmas nacionales e internacionales. Los visados en el Colegio de Arquitectos, que cayeron a cotas ridículas, están resurgiendo, aunque aún está lejos de la demanda real, que tiene que conformarse con la vivienda usada a falta de que se ponga más producto nuevo en carga.

El caso de Málaga es significativo porque es, junto a Alicante, la provincia española en la que se venden más inmuebles a extranjeros no residentes. Por eso es Málaga cuarta a escala global por encima de otras provincias que tienen más población como Sevilla o Valencia. En este sentido, Málaga acapara un tercio de todas las viviendas vendidas en Andalucía, sumando el doble que Sevilla o casi el triple que Cádiz. En el conjunto nacional, el peso de Málaga en la venta de viviendas es del 6,4%. En líneas generales, el mercado está respondiendo en todo el país, siendo el crecimiento nacional del 13,6% en los nueve primeros meses del año. En las tres provincias que superan a Málaga el comportamiento está siendo similar, con un alza interanual del 16,4% en Madrid, del 14,8% en Barcelona y del 14,6% en Alicante.

Si hay más demanda, sube el precio. Es ley de vida. Según los datos del Ministerio de Fomento, el metro cuadrado en la provincia estaba en junio -último publicado- en 1.611 euros, un 3% más que un año atrás.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios